close
may 13, 2020
may 13, 2020

El impacto del traslado al CS:GO en línea

Diferencias entre jugar CS:GO en línea y sin conexión

Los cambios inmediatos

Impacto a largo plazo

El impacto del traslado al CS:GO en línea

Debido a la pandemia que se vive a nivel mundial, los eventos de esports sin conexión debieron cancelarse o posponerse. En consecuencia, esta industria tan nueva tuvo que volver a su entorno natural en línea. Para analizar los efectos que esto puede tener en una gran cantidad de equipos, le pedimos ayuda a un ex jugador profesional de CS:GO.

Decir que estamos atravesando tiempos difíciles sería quedarse corto. Para ser sincero, da la sensación de que el COVID-19 es la mayor crisis que ha tenido que enfrentar la humanidad en los últimos tiempos, al menos de esta magnitud. Los esports, al igual que muchas otras industrias, sufrieron el impacto en primera persona ya que sus eventos, lógicamente, tuvieron que cancelarse.

Fue en Katowice, Polonia, que se conoció la noticia de que no se podrían realizar las eliminatorias para el IEM Katowice en el estadio frente a miles de personas. No teníamos idea de que esto sería solo el comienzo.

Luego de esto, analizaré este periodo y me preguntaré quién logró adaptarse mejor.

Sin embargo, CS:GO posee la maravillosa capacidad de sobrevivir únicamente con las partidas en línea. Los esports tienen no solo la posibilidad sino también la responsabilidad de seguir ofreciendo entretenimiento a las personas y permitirles, así, escapar por un momento de la ansiedad que genera esta realidad. ¿Qué significa esto para los equipos profesionales?

En su momento me tocó vivir en primera persona la transición del Counter-Strike en línea al juego mayormente sin conexión. Sin embargo, hay muchos jugadores profesionales que no están familiarizados con este nuevo entorno al que tendrán que adaptarse por al menos unas cuantas semanas. Veamos cuáles son los desafíos de jugar CS:GO exclusivamente en línea.

Diferencias entre jugar CS:GO en línea y sin conexión

¿Por qué los expertos generalmente toman con pinzas los resultados en línea? Después de todo, se trata del mismo juego, los mismos mapas y las mismas armas. Salvo por las enormes diferencias en los recursos de red que podrían distorsionar las probabilidades, sería ilógico descartar tan fácilmente los resultados de las competencias en línea. Y aun así, todos lo hacemos, incluso yo.

Una gran diferencia que siempre surge al comparar el Counter-Strike en línea con la versión sin conexión es la zona de confort psicológico en la que se encuentran los jugadores.

Al jugar en un entorno de red local, hay muchos factores que se deben tener bajo control para lograr un buen desempeño. Es importante manejar la presión, no solo en cuanto a la competencia sino también con los espectadores. El jugador tiene que lograr sentirse cómodo en una silla que no conoce, en un escritorio que no es el suyo y posiblemente con un monitor al que no está acostumbrado.

No me malentiendan, los profesionales de Counter-Strike ya arraigados saben cómo manejar todo esto. Los mejores para jugar bajo presión son generalmente quienes ocupan los primeros puestos de la tabla de clasificaciones.

Esta perspectiva permite entender mejor, por ejemplo, los motivos por los que los equipos contrincantes tienen problemas para terminar los juegos contra los favoritos. Uno puede dejarse vencer por la presión del momento y del evento en sí mismo y desmoronarse.

Esto no sucede en las partidas de CS:GO en línea. En general, los jugadores se sienten menos presionados al competir desde la comodidad y protección de sus hogares. En parte, esta es la razón por la que seguramente haya descontento general. Los jugadores se sienten más libres, más relajados, se permiten asumir riesgos y son mucho más agresivos de lo que serían en un entorno sin conexión y cargado de presión.

Cambios inmediatos en CS:GO

Los cambios no se dan únicamente en el reino de las competencias oficiales. Para muchos equipos, este periodo supone una nueva experiencia, ya que pasarán mucho más tiempo trabajando desde sus casas. Pensemos lo cargada que estaba la agenda antes de que ocurriera esta crisis. Los equipos solían quejarse por la falta de entrenamiento y por el agotamiento mental que genera ir de un evento a otro con unos pocos días libres.

Fue en Katowice que se conoció la noticia de que no se podrían realizar las eliminatorias para el IEM Katowice en el estadio y frente a miles de personas.

En mi opinión, los mejores equipos lograron desarrollar procedimientos eficaces para mejorar de un evento a otro en muy poco tiempo. Ahora, deben adaptarse a esta nueva situación, que les brinda mucho más tiempo para practicar en la comodidad de sus hogares.

Esto tiene dos consecuencias importantes. En primer lugar, deberán descubrir cómo utilizar todo el tiempo que tienen sin jugar de forma extenuante y conservar, a la vez, la ética profesional para seguir mejorando. En segundo lugar, tendrán que descifrar el enigma de cómo conservar la motivación a pesar de jugar mayormente partidas de práctica.

Demás está decir que es mucho mejor ganar partidos sin conexión frente a una audiencia eufórica que tener una noche de prácticas exitosas. No obstante, los equipos que se adapten más rápido a esta situación lograrán mantenerse a flote en estos tiempos tan difíciles.

Al final del día, creo que los factores que enumeré favorecerán el descontento, al menos a corto plazo. Quienes sufrieron los cambios más profundos en su entorno habitual fueron los equipos más importantes. En el caso de los equipos más pequeños, esto siempre fue igual en CS:GO. Miles de partidas de práctica, competencias oficiales para las eliminatorias y ligas por doquier y algún que otro evento sin conexión (LAN) si tenían suerte o les iba bien.

Estos equipos tendrán que esforzarse menos para adaptar su dinámica de juego porque, en su caso, la diferencia entre la situación previa y posterior a la COVID-19 es muy poca. Mi hipótesis es que, con el paso del tiempo, se van a “normalizar” los resultados: los mejores equipos determinarán cómo quieren organizar y optimizar su tiempo y se acostumbrarán al estilo de juego que en general se prioriza en los juegos en línea.

Impacto a largo plazo de jugar en línea

Cuando todo esto haya terminado, tendremos la oportunidad de decidir cómo tomamos los resultados obtenidos en estos tiempos complejos. Podríamos simplemente descartarlos porque “se dieron en línea”. Pero hacerlo sería un acto de apatía cognitiva, en lo que a mí concierne. Luego de esto, analizaré este periodo y me preguntaré quién logró adaptarse mejor.

Seguramente esos resultados aparezcan con un asterisco, pero esto no significa que no sirvan para explicar la eficacia de los equipos para encontrar otra forma de lograr un desempeño óptimo. Al conversar con algunos jugadores, me di cuenta de que habrá cierto grado de frustración. A nadie le gusta que lo superen equipos que uno considera inferiores.

Sin embargo, el CS:GO en línea será nuestra nueva realidad por un tiempo y queda a criterio de cada uno verlo como un problema o como una solución. Cuando no podemos cambiar la situación, debemos cambiar nuestra perspectiva de ella. Creo que los equipos que lo hagan mejor serán lo que se mantengan a flote.

Inicio de eSports
Lea más artículos de CS:GO aquí
  • Etiquetas

Acerca del autor

Mathieu Quiquerez

Now retired from being a professional player for teams including LDLC and Titan, Mathieu “Maniac” Quiquerez has become a widely recognised CS:GO analyst, featuring at events such as ESL One New York and the BLAST Pro Series. Alongside his immense knowledge of the game and its past iterations (having competed in CS:GO, CS: Source and CS 1.6), Mathieu is also the third highest earning Swiss esports player of all time.

Mostrar más Mostrar menos