close
mar 16, 2018
mar 16, 2018

Guía de apuestas de Rocket League para principiantes

¿Qué es Rocket League?

Historia breve de Rocket League

Cómo apostar en Rocket League

Apuestas de Rocket League: aspectos que debes considerar

Guía de apuestas de Rocket League para principiantes

Rocket League, el juego de fútbol con coches propulsados por cohetes, está entrando a toda velocidad en la escena de los eSports con un formato sencillo, a la par que emocionante, que ha conseguido muchísimos admiradores. El número de jugadores, espectadores y apostantes de Rocket League va en aumento. Sigue leyendo si deseas obtener más información sobre los conceptos básicos de las apuestas de Rocket League.

¿Qué es Rocket League?

Rocket League es un videojuego desarrollado por Psyonix en el que los jugadores controlan un coche propulsado por cohetes en varios estadios diferentes parecidos a campos de fútbol. Los jugadores deben golpear un balón enorme e introducirlo en la portería de sus rivales para marcar. El equipo o jugador que marque más goles será el ganador del partido.

Los jugadores tienen la posibilidad de propulsar los coches y hacerlos saltar para golpear el balón. Asimismo, pueden recargar la propulsión conduciendo sobre lugares marcados. La propulsión ayuda a los jugadores a conducir más rápido y a saltar más alto. Los jugadores pueden realizar movimientos acrobáticos en el aire, como dar vueltas y giros, que les ayudarán a disparar a portería.

Hay diferentes puntos de inicio al comenzar una partida, diseños y lugares de propulsión que alteran ligeramente el gameplay, pero no lo suficiente como para tener una influencia significativa en el resultado.

Se puede utilizar la propulsión para embestir a otros coches y destruirlos (los coches volverán a aparecer poco después de ser destruidos). Un partido de Rocket League dura aproximadamente cinco minutos y se utiliza la muerte súbita en la prórroga para determinar el ganador en caso de empate en el marcador.

Rocket League es uno de los títulos líderes en el sector de los juegos que ofrecen partidas multiplataforma entre videoconsolas y ordenadores. Los usuarios que utilizan un ordenador pueden jugar contra usuarios de PlayStation 4 y Xbox One. Aunque todavía no es posible que los usuarios de estas dos videoconsolas jueguen juntos, Psyonix ha entablado conversaciones con Microsoft y Sony para ofrecer esta posibilidad en el futuro.

Historia breve de Rocket League

El desarrollo de Rocket League comenzó muchos años antes del lanzamiento del juego. Dave Hagewood, fundador de Psyonix, comenzó como aficionado que creaba modificaciones de Unreal Tournament 2003 (un videojuego de disparos en primera persona). Su modificación más famosa fue un juego completamente nuevo con temática de vehículos llamado Onslaught.

La modificación resultó ser tan popular que Epic Games (la empresa creadora del juego) contrató a Hagewood como contratista para Unreal Tournament 2004. En concreto, su trabajo consistió en incorporar el modo Onslaught como parte oficial del juego.

Hagewood puso en marcha su propio estudio (Psyonix) en el año 2000, pero no comenzó a utilizar su experiencia previa en el sector hasta 2008. El estudio tenía problemas para mantenerse a flote, por lo que la empresa se centró principalmente en la realización de trabajos como contratista para otras empresas, mientras que desarrollaba su propio juego en su tiempo libre.

Psyonix concluyó su primer juego Supersonic Acrobatic Rocket-Powered Battle-Cars (a menudo abreviado como Battle-Cars) en 2008. El juego alcanzó un éxito considerable y más de dos millones de personas lo descargaron después de que el estudio decidiese reducir el precio.

Pocos después del lanzamiento de Battle-Cars, algunas personas comenzaron a trabajar en una secuela, pero el proceso de desarrollo se prolongó excesivamente (llevó más de dos años en total). La mayor parte del tiempo invertido en el desarrollo se dedicó a simplificar el juego original y a mejorar elementos individuales como los servidores y los fotogramas por segundo.

Como los partidos duran solo cinco minutos, los apostantes tienen que destinar muy poco tiempo a ver un partido y apostar en él.

Tras decantarse por el nombre de Rocket League, el juego se anunció oficialmente como secuela de Battle-Cars en febrero de 2014. El nombre se cambió por dos motivos: era más fácil de recordar y había que acortarlo para que pudiera aparecer en su totalidad en las tiendas digitales. La versión final del juego se lanzó en julio de 2015 para PC y PlayStation 4.

Al año siguiente se lanzaron versiones para Xbox One, macOS y Linux, mientras que la versión para Nintendo Swift estuvo disponible en 2017. A finales de marzo de 2017 Psyonix anunció que se habían vendido más de 10,5 millones de ejemplares de Rocket League en las diferentes plataformas y que contaba con 29 millones de jugadores registrados (esta cifra había superado los 40 millones en 2018).

Cómo apostar en Rocket League

Al contar con todas las características de un partido de fútbol, Rocket League es el juego ideal para que apuesten los principiantes en los eSports. Además, resulta atractivo tanto para los aficionados al deporte como para los apasionados de los eSports, por lo que Rocket League es apropiado para los aspirantes a apostante con experiencia previa en una amplia variedad de campos.

Rocket League cuenta con dos grandes ventajas en comparación con deportes como el fútbol: menor duración de los partidos y mayor ritmo. Como los partidos duran solo cinco minutos, los apostantes tienen que destinar muy poco tiempo a ver un partido y apostar en él. Eso convierte a Rocket League en una propuesta sumamente atractiva, sobre todo para quienes tienen poca experiencia en las apuestas de eSports.

Rocket League es uno de los títulos líderes en el sector de los juegos que ofrecen partidas multiplataforma entre videoconsolas y ordenadores.

El mercado más popular en las apuestas de Rocket League es la línea de dinero, que consiste básicamente en una apuesta a quién ganará la partida (esto incluye todos los partidos de la serie). Otros mercados disponibles incluyen los hándicaps de la serie (en los que un equipo comienza con un hándicap positivo o negativo que debe mantener o superar para que una apuesta a su favor sea ganadora) y partidos individuales (este mercado se suele reservar para los grandes torneos).

En la mayoría de torneos se suele utilizar un formato al mejor de cinco (BO5) o al mejor de siete (BO7). El motivo por el que se utiliza un formato ampliado en comparación con otros eSports es que Rocket League es un juego trepidante que termina relativamente rápido. Es probable que los equipos necesiten tres o cuatro partidos para ganar una partida, lo que disminuye la probabilidad de que salte la sorpresa ya que los equipos necesitarán algo más que un poco de suerte para ganar varios partidos.

Al igual que en las apuestas de CS:GO se deben considerar diferentes mapas, en Rocket League se juega en varios estadios. Sin embargo, los estadios de Rocket League tienen una influencia mucho menor en el resultado de una partida que los mapas en CS:GO. Hay diferentes puntos de inicio al comenzar una partida, diseños y lugares de propulsión que alteran ligeramente el gameplay, pero no lo suficiente como para tener una influencia significativa en el resultado.

Apuestas de Rocket League: aspectos que debes considerar

En la mayoría de los juegos de eSports hay varios factores que pueden alterar el resultado de una partida, como el sistema económico en CS:GO y la capacidad de escalabilidad de los campeones en League of Legends. Lamentablemente, al ser tan parecido al fútbol, estas variables desaparecen en Rocket League.

Debido a la ausencia de factores externos que puedan influir en el resultado de una partida, al apostar en Rocket League es necesario centrarse en la fuerza comparable de los dos equipos que juegan.

Los jugadores tienen la posibilidad de propulsar los coches y hacerlos saltar para golpear el balón. Asimismo, pueden recargar la propulsión conduciendo sobre lugares marcados.

El estado de forma previo es obviamente importante en cualquier deporte, pero esto debe ser una medida relativa a la hora de analizar los dos equipos que juegan una partida; no sirve de nada apostar a favor de un equipo solo porque tenga una buena racha sin considerar el nivel de los rivales contra los que ha conseguido esas victorias previas.

Debido a que en Rocket League los partidos no duran mucho, las fases iniciales suelen ser cruciales. Al igual que su equivalente en la vida real, los goles son sumamente valiosos en comparación con otros deportes de elevada puntuación y, si un equipo descubre una táctica que lleve al éxito, puede que a menudo se necesite tiempo para anularla. Al apostar en partidos individuales de una serie, el primer partido puede ofrecer señales más evidentes en relación con lo que va a suceder de lo que quizás piensen algunos apostantes.

Utiliza la información proporcionada en esta guía de apuestas de Rocket League y aprovecha las mejores cuotas online de Rocket League. Si lo prefieres, vuelve al centro eSports para aprender más y fundamentar tus apuestas de eSports.

Inicio de eSports
Consulta las cuotas más recientes de los eSports

Acerca del autor

Pinnacle

“Pinnacle” es una categoría multicontenido para artículos de apuestas de eSports escritos internamente que se basan en la gran abundancia de conocimientos acerca de los eSports de nuestros equipos de trading y contenidos.

Mostrar más Mostrar menos