close
jul. 5, 2019
jul. 5, 2019

Éxitos y fracasos del DPC

¿Qué es el DPC?

Éxitos del DPC

Fracasos del DPC

¿Qué mejoras se pueden realizar en el DPC?

Éxitos y fracasos del DPC
El Dota Pro Circuit (DPC) se utiliza principalmente para asignar las plazas de clasificación a los 12 mejores equipos de la competición International anual. A lo largo de la primera temporada, los jugadores recibieron puntos en función de la posición de sus equipos en cada uno de los eventos del DPC y se les ofreció cierto grado de seguridad.

Con la celebración de nueve eventos a lo largo del año, el calendario de Dota 2 fue especialmente apretado y dejó poco espacio para los eventos de menor tamaño, por lo que los equipos de segundo nivel tuvieron que competir contra los rivales más complicados.

En la temporada 2018-19, Valve reconoció algunos de los problemas del DPC y reestructuró el sistema de puntos y el calendario para resolver algunos de los problemas detectados durante la temporada anterior. El número de eventos se redujo drásticamente a tan solo cinco y se pasó a un sistema de asignación de puntos para los equipos en lugar de para cada jugador, facilitando así el seguimiento por parte de los aficionados. Pero ¿cuáles han sido los éxitos y fracasos de la temporada 2018-19 del DPC?

Éxitos del DPC

La consistencia de la escena internacional de Dota 2 mejoró en gran medida con la introducción del DPC, pero la carga de trabajo para los jugadores ha sido enorme, con torneos Major disputándose prácticamente todos los meses. En la temporada 2018-19, solo se incluyeron cinco Majors en el calendario del DPC (The Kuala Lumpur Major, The Chongqing Major, DreamLeague Season 11, MDL Disneyland y el EPICENTER Major), con un intervalo de dos meses entre cada evento.

El DPC incluyó cinco Majors en la temporada 2018-19, en la que los equipos europeos tenían 6 de los 12 primeros puestos en los rankings oficiales, lo que les permitía obtener invitaciones de forma automática para el TI9.

Este descanso en el calendario se diseñó para permitir que se disputasen pruebas clasificatorias y para que los jugadores pudiesen adaptarse a las actualizaciones y a las estrategias de los equipos.

Este descanso fue bien recibido por la mayor parte de la comunidad de Dota 2; sin embargo, los jugadores que tenían que disputar de forma regular las pruebas clasificatorias señalaron lo duro que podía llegar a ser este calendario. En una entrevista, Dominik Reitmeier, alias «Black^», esperaba «que las pruebas clasificatorias se pudiesen distribuir algo mejor a lo largo de la temporada, para que no se celebrasen justo después del final de los torneos», mientras que Peter Dager, alias «PPD», señaló que su equipo NiP había participado en suficientes pruebas clasificatorias como para acumular «aproximadamente un mes en días dedicados a estas pruebas» a lo largo de la temporada 2018-19.

Esperamos que se resuelvan estos problemas para la temporada que viene para que los jugadores puedan tener tiempo suficiente para producir el Dota de alta calidad que la comunidad espera en los Majors.

Tramas

En su Twitlonger, «PPD» también señala que con el DPC, «por fin tenemos un sistema no arbitrario que nos permite establecer un ranking de equipos». Este sistema de ranking, a pesar de su sencillez, ayuda a los organizadores de los torneos y a las personalidades de la escena internacional de Dota a crear narrativas y tramas que la comunidad puede seguir y en las que se puede implicar. Esto quedó perfectamente demostrado en EPICENTER Major, donde ocho equipos todavía tenían técnicamente la posibilidad de clasificarse automátiamente para The International 2019 (TI9).

En el EPICENTER Major, después de cada ronda, un equipo perdía la opción de recibir una invitación automática para el TI9, hasta que solo quedaron dos equipos. Gambit y Alliance se iban a enfrentar al mejor de tres y el ganador obtendría los puntos DPC suficientes para asegurarse una plaza entre los 12 mejores. Esta narrativa solo fue posible gracias a la introducción del sistema de ranking DPC basado en equipos y supuso un gran impulso para la transmisión de los equipos implicados.

No obstante, algunos miembros de la comunidad creen que este sistema tiene margen de mejora. Ben Steenhuisen, alias «Noxville», de DatDota, señaló los puntos débiles del sistema de ranking DPC comparando los 12 primeros equipos de Dota 2 según el ranking DPC con los del sistema de ranking Glicko 2. La posición de cada equipo en los rankings cambia de forma periódica a lo largo del año, y los últimos resultados tienen un mayor impacto en la clasificación de los equipos.

Los efectos de los cambios en los equipos

La penalización de los cambios en los equipos ha quedado mucho más de manifiesto en la temporada 2018-19 del DPC, siendo muchos los equipos que han tenido que utilizar a sustitutos en sus alineaciones principales. OG, EHOME y Alliance han tenido que echar mano de sustitutos en varios eventos debido a la pérdida de puntos que han sufrido en sus totales generales, lo que en última instancia afectó a su clasificación en el DPC, además del efecto inmediato causado por el hecho de usar a un suplente. En el EPICENTER, OG habría recibido 450 puntos DPC si hubiese utilizado su alineación oficial; sin embargo, se vieron forzados a utilizar a su entrenador «Sockshka» como quinto jugador y solo recibieron 270 puntos.

Team Liquid contaba con el equipo de Dota 2 más longevo de la historia, con 892 días, seguidos de AdFinem/Mousesports (750 días) y TI2 era Invictus Gaming (740 días).

Pero se produjo un cambio importante en su alineación no contemplado en esta regla, «MATUMBAMAN». Team Liquid estaba disfrutando de una temporada de DPC relativamente exitosa cuando en junio de 2019 anunció que Lasse Aukusti, alias «MATUMBAMAN», salía del equipo. «MATUMBAMAN» había formado parte de la plantilla desde 2015 y el equipo de 5 componentes se había mantenido inalterable durante 892 días. En el momento de su salida, Team Liquid ya se había asegurado su clasificación para TI9 con «MATUMBAMAN» como miembro del equipo. Los jugadores y otras personalidades solicitaron a Valve que interviniese para ofrecer una mayor protección a los jugadores. «PPD» cita «una situación similar que se produjo en TI4 cuando Era fue despedido de Fnatic y Valve intervino para hacer que siguiese compitiendo». Lasse juega actualmente para Chaos Esports Club y tendrá que participar en las pruebas abiertas de clasificación para poder jugar en el torneo para el que ya se había clasificado previamente.

Fracasos del DPC

Aunque, en términos generales, el DPC ha tenido un efecto positivo en la escena internacional de Dota, es necesario señalar también los problemas detectados en el sistema de Valve para que puedan mejorar en el futuro. Problemas como el establecimiento de los cabezas de serie, la fatiga de los jugadores y la depreciación de los eventos no pertenecientes al DPC son asuntos que creemos que deben resolverse para la próxima temporada del DPC.

Incluso con la reducción en el número de eventos para la temporada 2018-19, los jugadores han tenido un número muy elevado de días de juego para poder clasificarse para los eventos del DPC y para el TI9. Dado que las pruebas de clasificación para los Majors suelen llevarse a cabo inmediatamente después de que haya concluido el Major anterior, la mala planificación de estos enfrentamientos ha pasado factura a los jugadores. Son muchos los equipos que no han logrado clasificarse para un Major y que después han tenido que participar en pruebas de clasificación de menor rango, en las que los dos mejores equipos consiguen su clasificación para el Major. Como se puede ver, hay un gran número de Dota en los que juega un número relativamente pequeño de equipos.

Limitaciones del DPC

A pesar de la introducción del sistema de ranking del DPC, «PPD» señala que «ninguno de los torneos celebrados a lo largo del año utilizó estos rankings para determinar los cabezas de serie». En CS:GO, los rankings HLTV son un sistema similar que se actualiza con una mayor frecuencia y que ofrece un sistema de clasificación más preciso, que se utiliza para determinar los cabezas de serie en combinación con los procedimientos propios de cada organizador de torneos (OT).

Mediante el uso de los rankings DPC, los OT de Dota pueden reducir radicalmente el elevado número de pruebas clasificatorias y agrupar las partidas que se deben jugar para evitar la fatiga de los jugadores.

The International es, con diferencia, el torneo más importante del calendario de Dota 2. Su gran bolsa de premios ha hecho que el TI se haya convertido en el principal objetivo de todos los equipos de primer nivel. Por ese motivo suele prestarse poca atención a los eventos que no dan puntos para los rankings de equipos del DPC. A excepción de los grandes OT con capacidad para ofrecer bolsas de premios de más de 1 millón de dólares, como ESL, DreamLeague o MDL, los eventos que no forman parte del DPC no logran atraer a los equipos de primer nivel, haciendo que la escena internacional de Dota 2 se haya estancado debido a la ausencia de nuevos talentos y equipos durante la temporada actual.

El futuro del DPC

Este año The International comenzará en Shanghái el 15 de agosto. Contará con la presencia de 18 de los mejores equipos de Dota 2 del mundo, con pruebas clasificatorias abiertas en cada región. ¿Qué equipo se hará con el triunfo este año?
Tenemos la seguridad de que el DPC mejorará la próxima temporada gracias a la mayor implicación de los desarrolladores de Valve, a pesar de su tendencia a mantener un enfoque más práctico en relación con la situación competitiva de sus juegos. Para la próxima temporada, esperamos que se introduzca algún tipo de ventana de traspasos, con mayores penalizaciones para los cambios en los equipos, de forma que se pueda garantizar la seguridad de los jugadores. Valve debe cambiar el diseño del sistema de ranking DPC para crear unos rankings más precisos y fomentar su uso en los torneos.

Problemas en los equipos

El uso de un sistema de ventajas de traspasos, similar a lo que sucede en deportes más tradicionales, permitirá obtener una seguridad para los jugadores mucho mayor, al mismo tiempo que se mantiene la naturaleza competitiva del escenario internacional de Dota. Este tipo de estructura ayudaría a formalizar el escenario profesional y a proporcionar una mayor seguridad a jugadores, aficionados y patrocinadores.

Tomando como ejemplo la situación de «MATUMBAMAN», la clasificación para los principales eventos y para The International debería garantizar la seguridad para los jugadores en sus equipos, aunque no es suficiente. Al dar tanta importancia al TI, clasificarse y jugar en el torneo es casi fundamental para que cualquier equipo pueda sobrevivir más de una temporada.

Mejoras en el sistema de ranking

También esperamos ver una mejora en el sistema de ranking que utiliza Valve actualmente en el DPC. Si se utilizase un sistema de ranking similar al de HLTV para el DPC, esto permitiría atraer a más espectadores esporádicos y un mayor desarrollo de las tramas. Con la mejora del sistema, los rankings DPC se podrían utilizar para algo más que simplemente crear una narrativa y se podrían usar para informar acerca de los cabezas de serie, las invitaciones a los torneos y el reconocimiento por los logros obtenidos.

En general, esta temporada del DPC ha tenido un efecto positivo en la escena internacional de Dota 2, aunque aún quedan muchos problemas pendientes que Valve debe resolver. Esperamos que Valve resuelva rápidamente los problemas señalados anteriormente para que podamos volver a disfrutar de un Dota de alta calidad. Estamos deseando ver las mejoras que han planificado para la temporada del DPC 2019-20.

Inicio de eSports
Consulta las cuotas más recientes de Dota 2 aquí
  • Etiquetas

Acerca del autor

Jack Davidson
Jack is an avid follower of all things esports since 2011, with a keen interest in Dota 2 and CS:GO. After managing the social media profiles of multinational companies, he turned his passion into a career working as the community manager for Pinnacle Esports.
Mostrar más Mostrar menos