close
sep. 25, 2020
sep. 25, 2020

Los pros y contras de los equipos internacionales en CS:GO

Pro: más variedad de talentos

Contra: obstáculos para la comunicación

Formación de vínculos entre compañeros de equipo

Los pros y contras de los equipos internacionales en CS:GO

Hemos avanzado mucho en la aceptación de que los equipos internacionales pueden competir en el más alto nivel de Counter-Strike. Equipos como FaZe y mousesports abrieron las puertas para otros equipos como G2, el ejemplo notable más reciente.

¿Cuáles son las particularidades que definen a un equipo internacional? ¿Por qué las organizaciones deciden ampliar sus fronteras? ¿Cuáles son los desafíos que deben abordar? El entorno avanza lentamente hacia la internacionalización, por eso, quiero tomarme un momento para pensar en voz alta junto a ustedes.

Pro: más variedad de talentos

El beneficio más evidente que se obtiene al derribar barreras nacionales o lingüísticas es que, automáticamente y casi de manera exponencial, se amplía la lista de jugadores potenciales que podrían constituir un equipo. Por eso, la cantidad y la calidad de los posibles candidatos para un equipo que busca a su último jugador mejoran inmediatamente después de decidir formar un equipo internacional.

No sería sincero pretender que el desempeño no se verá afectado si hay que comunicarse en un segundo o tercer idioma.

Y eso no es todo. Al reunir jugadores de distintas nacionalidades con tradiciones diferentes también se amplía la perspectiva del equipo de Counter-Strike. El mejor ejemplo que me viene a la mente es el de la incorporación de Nemanja "nexa" Isaković y Nemanja "huNter-" Kovač a G2.

Notablemente, los profesionales francófonos de CS:GO nunca han sido capaces de jugar Mirage a un nivel decente. Las cosas están cambiando, pero en mi época, la mayoría de los equipos dejaban este mapa al final de la lista y lo evitaban a toda costa, ya sea con un veto natural o con un sexto mapa. Cuando nexa y huNter se unieron a G2, llevaron consigo su conocimiento y comprensión del mapa, y gracias a esto, G2 pudo jugarlo a un buen nivel rápidamente.

Yo mismo tuve una experiencia internacional reveladora cuando todavía jugaba CS 1.6. Cuando estaba por terminar mi carrera en esa versión, pasé de EPS Alpen a EPS Germany y descubrí que la comunicación era mucho más simple e iba más “al grano” que la que usábamos en mis equipos francoparlantes. Aprendí a comunicarme con eficiencia y solo pude hacerlo porque comencé a jugar con jugadores que tenían otro enfoque.

Contra: obstáculos para la comunicación

La comunicación suele ser el punto central a analizar cuando se habla de los límites de un equipo internacional. No sería sincero pretender que el desempeño no se verá afectado si hay que comunicarse en un segundo o tercer idioma en el nivel más alto.

Puedo argumentar que un equipo solo percibirá realmente las limitaciones de la comunicación en situaciones extremas. En el nivel más alto, Counter-Strike es un juego con detalles tan finos que uno o dos segundos pueden ser la diferencia entre ganar y perder 16:14. Los dos elementos que se deben combinar para perturbar la comunicación de un equipo internacional son la presión y la sorpresa.

En estas circunstancias, cuando algo no sale de acuerdo al plan, o cuando un oponente aparece en una posición inusual o sorprende a alguien, los jugadores deberán buscar las palabras correctas, proceso que requiere un esfuerzo adicional que podría tomarles ese infame segundo adicional que arruinará todo.

Sin embargo, cabe mencionar que comunicarse en un segundo idioma tiene sus ventajas. Como los jugadores tienen un vocabulario mucho más limitado, los equipos tienen una comunicación más clara y con menos interferencia a raíz de discusiones o quejas innecesarias.

Al menos esa fue mi experiencia al jugar en equipos internacionales. Solíamos ir al grano sin adornar nuestras oraciones con quejas o detalles poco constructivos.

Formación de vínculos entre compañeros de equipo

Por último, uno de los desafíos más subestimados al que se enfrentan los equipos internacionales es la calidad de los vínculos entre jugadores. Si bien la siguiente afirmación puede ser objeto de debate, creo que un equipo con vínculos sólidos entre los jugadores se vuelve más que la suma de sus partes.

Cuando estaba por terminar mi carrera en 1.6, me mudé a otra región y descubrí que la comunicación era mucho más simple e iba más “al grano” que la que usábamos en mis equipos francoparlantes.

Estar comprometido con un grupo de personas y ser parte de algo más grande que uno mismo puede ser un factor determinante para hacer un esfuerzo adicional que marcará la diferencia a largo plazo. La creación de la entidad psicológica de “el equipo” no solo tiene lugar en el servidor, sino también fuera de él.

Tiene lugar antes de comenzar las prácticas y después de ellas, cuando las personas siguen utilizando los canales de comunicación. Tiene lugar en el viaje hacia un evento, durante la cena la noche anterior a un partido oficial o cuando los jugadores pasan tiempo juntos en los días libres. En esas ocasiones, no hablar la lengua materna puede ser un obstáculo para relacionarse realmente con otras personas.

Específicamente, cuando en un equipo hay “grupos” de personas que originalmente hablan un mismo idioma, existe el riesgo de que vuelvan a hablar en el idioma en el que se sienten cómodos y dejen afuera al resto de sus compañeros. Las personas no hacen esto porque quieran excluir activamente al resto del equipo, sino porque nuestro cerebro está acostumbrado a hacer las cosas que requieren menos esfuerzo, y hablar la lengua materna no requiere esfuerzo alguno.

Por ese motivo, recomiendo que los equipos directivos sean estrictos y mezclen a los jugadores, en los cuartos de hotel, en la mesa del restaurante y en cualquier otra actividad en la que participen. Incluso se debería hacer un esfuerzo consciente individual de hablar inglés en todo momento para “ser parte del grupo” y nutrir la entidad en la que se está convirtiendo. 

Inicio de eSports
Vea las últimas cuotas de esports aquí
  • Etiquetas

Acerca del autor

Mathieu Quiquerez

Now retired from being a professional player for teams including LDLC and Titan, Mathieu “Maniac” Quiquerez has become a widely recognised CS:GO analyst, featuring at events such as ESL One New York and the BLAST Pro Series. Alongside his immense knowledge of the game and its past iterations (having competed in CS:GO, CS: Source and CS 1.6), Mathieu is also the third highest earning Swiss esports player of all time.

Mostrar más Mostrar menos