may. 19, 2021
may. 19, 2021

Los 10 momentos principales en la historia de la Eurocopa

¿Cuál es el mejor momento en la historia de la Eurocopa?

Partidos memorables del Campeonato Europeo

Grandes sorpresas, goles de oro y mucho más

Los 10 momentos principales en la historia de la Eurocopa

Falta muy poco para la Eurocopa 2020, y el mercado sugiere que los favoritos (Inglaterra, Francia y Bélgica) estarán entre aquellos que compitan por el trofeo. Antes del torneo, hacemos un viaje en el carril de la memoria para revivir algunos de los momentos más memorables que evoca durante sus 61 años de competencia, que incluye los triunfos poco previsibles de Dinamarca y Grecia, el brillante gol de Paul Gascoigne y la era de España de dominio europeo.

N.º 10: Inglaterra sufre un penal desgarrador en Wembley



Del mismo modo que la canción Three Lions (el fútbol viene a casa) de Baddiel y Skinner se convirtió en la banda de sonido de la Eurocopa 1996, el drama del penal fue el tema recurrente de la nación anfitriona del torneo, Inglaterra. En un principio, el equipo de Terry Venables derrotó a España en tiros desde el punto de penal de los cuartos de final, en una definición muy conocida que vio a un eufórico Stuart Pearce celebrar el premio de haber fallado un penal en la Copa del Mundo 1990.

Inglaterra también llegó a los penales en la semifinal contra Alemania ante la ferviente mirada del estadio de Wembley, pero en esta ocasión finalizó con angustia cuando Andreas Kopke le atajó el penal al actual capitán de la selección de Inglaterra, Gareth Southgate.

N.º 9: El famoso penal de Antonin Panenka le permite ganar la Eurocopa 1976



Uno de los penales más famosos de todos los tiempo es el siguiente entre los 10 más importantes. Antonin Panenka asombró al mundo cuando, con mucho atrevimiento, picó la pelota en el centro del arco para marcar el penal ganador para Checoslovaquia contra Alemania Occidental en la final de la Eurocopa 1976.

Desde entonces, esta forma de patear se conoce como el “penal a lo Panenka” y se imitó muchas veces de nuevo, pero nunca en circunstancias tan audaces, como una final de un torneo internacional importante. ¿Podremos ver penales a lo Panenka en la Eurocopa 2020?

N.º 8: La volea de Marco van Basten asombra a la Eurocopa 1988



Si hablamos de audacia, el delantero de Holanda, Marco van Basten, escribió su nombre en el folclore europeo con su volea a los 54 minutos contra la Unión Soviética en la final de la Eurocopa 1988.

Ruud Gullit puso en ventaja a Holanda en el primer tiempo, pero van Basten vio el pase flotante de Arnold Muhren y, aunque parecía un ángulo imposible, conectó el pase con el pie derecho para asegurar el trofeo de una manera espectacular.

N.º 7: El gol de oro de la Eurocopa 1996



La primera final de un torneo internacional que se definió con la regla del “gol de oro” fue entre Alemania y la República Checa en la Eurocopa 1996.

En un principio, Patrick Berger puso en ventaja a este último con un penal en el segundo tiempo, pero el suplente de Alemania, Oliver Bierhoff, se convirtió en un héroe nacional cuando marcó la igualdad y el gol de oro ganador en el tiempo suplementario para convertirse en el máximo suplente espectacular.

N.º 6: David Trezeguet completa el regreso de Francia



Cuatro años después, se necesitó un gol de oro de nuevo para decidir la final de la Eurocopa 2000 entre Francia e Italia. En un principio, Italia abrió el marcador gracias al esfuerzo de Marco Delvecchio, en lo que parecía ser el único gol del partido.

Sin embargo, el entrenador de Francia Roger Lemerre luego hizo cambios e ingresaron Sylvain Wiltord y David Trezeguet, quienes marcaron el gol del empate en el minuto 93 y el gol de oro ganador, respectivamente. Así aseguraron un vuelco impresionante y otro trofeo para Francia, que respaldaba el título obtenido en la Copa del Mundo 1998.

La regla de gol de oro ofreció momento inolvidables, pero esta sería la última final en un Campeonato Europeo en que se usaría.

N.º 5: El gol y la celebración memorable de Paul Gascoigne



En la Eurocopa 2020, Inglaterra y Escocia fueron sorteados en el mismo grupo, y será su primer encuentro en el torneo desde el partido en Wembley hace 25 años que protagonizaron muchos talentos inconstantes.

De estos, fue Paul Gascoigne de Inglaterra el responsable de uno de los goles y de las imágenes más emocionantes de la competencia. “Gazza” picó la pelota por encima del defensor de Escocia, Colin Hendry, con el pie izquierdo y le pegó con volea con el pie derecho para que termine en el extremo inferior del arco antes de celebrar con su rutina infame de “sillón de dentista”.

N.º 4: El momento de magia de Robson-Kanu que asombra a Bélgica



Hal Robson-Kanu era un jugador libre que iba a participar de la Eurocopa 2016 y nada más, pero regresó del torneo como un héroe impensado en un verano inolvidable para Gales. El equipo de Chris Coleman avanzó a cuartos de final, donde enfrentó a Bélgica y en los que Robson-Kanu tuvo un momento de lucidez para destrabar el marcador que estaba cerrado en 1 a 1.

El delantero desplegó un giro, que había ejecutado en otros tiempos el experto Cruyff, que le permitió desorientar y eludir a la defensa belga antes de que la pelota ingresara en el arco ante el indefenso Thibaut Courtois. Sam Vokes sumó brillo a la victoria con un gol de cabeza para coronar la victoria de Gales por 3 a 1, pero fue Robson-Kanu quien se llevó todas las miradas.

N.º 3: España domina la Eurocopa 2012



Si bien el Barcelona de Pep Guardiola fue, de manera adecuada, el club de fútbol dominante durante varios años. Puede decirse que el venerado método tiki-taka de España fue la originalidad en la Eurocopa 2012, donde se quedaron con la victoria en la final contra Italia.

España finalizó ganador por 4 a 0 luego de demostrar su arte en cuanto a pases, movimientos e intercambios, que hasta permitió ver al defensor izquierdo Jordi Alba anotar un gol y consolidar su dominio en el fútbol internacional con la tercera victoria consecutiva en un torneo importante.

N.º 2: Grecia desafía las cuotas en la Eurocopa 2004



Muchos sugieren que el título de la Premier League obtenido por el Leicester City en 2016 fue la fábula de fútbol más increíble que se haya visto alguna vez, pero el triunfo de Grecia en la Eurocopa 2004 es el primero de los dos candidatos con un argumento válido para sugerir lo contrario.

Sin demasiada imaginación desde el comienzo, avanzaron de manera impresionante en un grupo difícil donde estaba el anfitrión Portugal junto con España y Rusia, antes de superar a los propietarios del título, Francia, en cuartos de final y asegurarse, gracias a un gol de plata, un lugar en la final ante República Checa.

Enfrentaron a Portugal de nuevo en la final, ocasión que les permitió cumplir sus sueños más alocados cuando Angelos Charisteas marcó el único gol del partido.

N.º 1: Dinamarca no clasifica para la Eurocopa 1992 y luego la gana



Es probable que el triunfo de Grecia solo pueda ser superado por el equipo de Dinamarca que, en un principio, no clasificó en las finales para la Eurocopa 1992 en Suecia, pero ganó un lugar después de que Yugoslavia fuera retirada del torneo.

Después de derrotar a Holanda por penales en la semifinales, fue Alemania que estuvo al medio, entre ellos y el título, que parecía literalmente imposible de ganar solo un mes antes. Dinamarca continuó con su estrategia de ataque en la final y surgieron victoriosos por 2 a 0 para completar una de las desilusiones más increíbles de la historia del fútbol

¿Está esperando con ansias la Eurocopa 2020? Gane a su forma y consulte las cuotas más recientes de la Eurocopa 2020 en cada partido y grupo, los mercados de ganador absoluto, y mucho más en Pinnacle.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.