De actuario a las apuestas deportivas

De actuario a las apuestas deportivas

Entrevista con un actuario convertido en analista de apuestas

De Pinnacle ene 20, 2016

Los apostantes que tienen éxito proceden de todos los sectores de la sociedad. Aun así, si usted trabaja como actuario, tiene mucho terreno ganado. Esto es lo que opina Dominic Cortis, actuario adjunto y actual investigador de los mercados de apuestas, acerca de cómo pueden los actuarios obtener beneficios como apostantes.

¿En qué sector trabajaba antes de comenzar su investigación en el campo del análisis deportivo y cómo decidió centrarse en los mercados de apuestas?

He trabajado principalmente en el sector de la educación superior y, durante un periodo breve, en la profesión actuarial. Mientras trabaja en la Unidad de supervisión de pensiones y seguros de la Autoridad de Servicios Financieros de Malta (MFSA), participé en la recopilación de estadísticas del sector, comprobando la idoneidad de las reservas de solvencia y llevando a cabo las preparaciones relacionadas con la nueva normativa de seguros.

Mientras veía un partido de la Euro 2012, el Dr. Frank Neumann, un compañero sénior, me hizo algunas preguntas sobre los mercados de apuestas. No pude contestar a la mayoría de esas preguntas pero, en un momento de inspiración, decidí probar una idea que giraba en torno a la aplicación de técnicas financieras en los mercados de apuestas.

 En ese momento supe que mi doctorado se centraría más en las apuestas deportivas que en los tradicionales análisis financieros. En la actualidad, el objetivo de mi investigación se centra en desarrollar y probar un marco de solvencia para las casas de apuestas.

¿Cuáles son las semejanzas básicas entre lo que hacía antes y lo que hace ahora? 

Tanto en la creación de modelos financieros como de apuestas, se deben decidir varios supuestos sobre los que desarrollar el modelo. Esto determina el éxito o fracaso del modelo, por lo que se debe tener mucho cuidado a la hora de elegir, probar y actualizar esos supuestos.

Las categorías de expertos que trabajan en ambos sectores también son muy parecidas. Hay personas que se centran en las complejidades de un modelo a fin de desarrollar modelos sofisticados que proporcionen una ventaja, otras personas se centran en los movimientos de precios y muchas se centran en la calidad de los datos. 

Ambos campos se centran en medir el riesgo y encontrar valor pero, ¿hay algún aspecto que sea fundamentalmente diferente?

Una apuesta es, a fin de cuentas, una opción binaria y, por tanto, se puede clasificar como una derivada. Además, considero que los seguros y las apuestas son básicamente lo mismo, excepto por un factor clave: el “interés asegurable”.

Al adquirir un seguro, se debe tener “interés asegurable”. El concepto es el contrario en el caso de una apuesta. Una apuesta se realiza para ganar una cantidad de dinero, mientras que un seguro se adquiere para seguir en la misma situación en caso de ocurrir algo.

Al adquirir un seguro, se debe tener “interés asegurable”, o sea, algo que perder si se produce un resultado. El concepto es el contrario en el caso de una apuesta; un jugador de un equipo en concreto no puede adquirir una apuesta a que su equipo pierde un partido. Una apuesta se realiza para ganar una cantidad de dinero, mientras que un seguro se adquiere para seguir en la misma situación en caso de ocurrir algo.

Es decir, si adquiero un contrato que me paga una cantidad de dinero si fallece la reina Isabel, estoy apostando. Si lo adquiere el príncipe Felipe, estará comprando un seguro.

Esto lleva a un margen menor de información asimétrica en los deportes y las apuestas. Al adquirir un seguro de vida, puede que no le diga al asegurador que padezco una enfermedad, si no me lo pregunta.

El asegurador, por otra parte, puede contar con modelos sofisticados que le proporcionen una estimación más precisa sobre la gravedad de ciertos resultados y la posibilidad de que sucedan. Esto implica que una parte tenga mejor información o más información. En la actualidad, el alcance de esta diferencia es mucho menor en los mercados de apuestas.

Los tres factores clave para realizar una predicción financiera son la probabilidad, el tamaño (gravedad) y el momento. Pensemos en un seguro contra una catástrofe, por ejemplo. El alcance del daño puede ir desde cientos de dólares a miles de millones de dólares.

Además, también nos interesaría el momento en que ocurre dicho suceso, de forma que podamos disponer de inversiones que se puedan liquidar en consecuencia. También existe una incertidumbre significativa sobre la evolución de la siniestralidad durante varios años tras el suceso.

Pero, en las apuestas, nos interesan menos la gravedad y el momento, dado que la mayoría de apuestas se realizan a corto plazo. 

¿Cree que es más probable que un actuario llegue a tener éxito con las apuestas deportivas y por qué?

Los actuarios son expertos en riesgos y han recibido formación para formular preguntas y crear modelos. Creo que esto les otorga ventaja frente a los apostantes tradicionales o los creadores de modelos que se centran meramente en las matemáticas.

Los actuarios son expertos en riesgos y han recibido formación para formular preguntas y crear modelos, lo que les otorga ventaja frente a los apostantes tradicionales

Además, los actuarios participan a menudo en la interpretación de resultados procedentes de varias fuentes y los presentan a personas que no son expertas en la materia. Esta habilidad, que resulta esencial en la consultoría actuarial, también es muy útil si se intenta averiguar qué sesgos de la población de apostantes se pueden explotar provechosamente al apostar.

¿Qué consejo le daría a un actuario que aspira a aplicar sus conocimientos en el campo de las apuestas deportivas para ganar dinero?

Resulta muy divertido aplicar el conocimiento actuarial en las apuestas deportivas. Si lee mis artículos sobre estrategia, puede que también reconozca la influencia de una mente actuarial. Al igual que con cualquier sugerencia relacionada con las apuestas, ¡le diría que se lo tomara como un motivo de diversión!

El entrevistado desea dar las gracias a Nick Foster por sus útiles aportaciones. Nick Foster es actuario cualificado y profesor de ciencias actuariales en la Universidad de Leicester, donde ocupa el cargo de Director del programa para el BSc en Ciencias Actuariales y Matemáticas. Además, escribe en www.weknow0.co.uk sobre varios temas relacionados con las pensiones y la economía.

Abrir una cuenta