may 4, 2020
may 4, 2020

Comparación de Grand Slams y eventos de la ATP en el tenis (Parte 2)

¿Los mejores jugadores se desempeñan mejor unos contra otros en Grand Slams?

Análisis de los diez mejores de la ATP en Grand Slams y eventos de la ATP

¿Los mejores jugadores se desempeñan mejor en Grand Slams?

Datos, estadísticas y percepciones del tenis

Comparación de Grand Slams y eventos de la ATP en el tenis (Parte 2)

Un componente importante de las apuestas de tenis es comprender la diferencia entre los partidos de tres sets que, tienen lugar en los eventos regulares del ATP Tour, y los partidos de cinco sets, disputados en Grand Slams. En la segunda de una serie de dos partes, Dan Weston analiza las diferencias entre los dos y cómo esto puede afectar el rendimiento del jugador y, por lo tanto, las apuestas en el tenis.

¿Los mejores jugadores se desempeñan mejor unos contra otros en Grand Slams?

En el artículo anterior se determinó que los actuales diez mejores jugadores de la ATP tenían un porcentaje de victorias implícito más alto basado en los precios de cierre de su partido de la ronda de apertura en los torneos de Grand Slam que en otros eventos de la ATP. Los diez jugadores del grupo lograron esta hazaña, lo que subraya el hecho de que el formato de Grand Slams juega a favor de los mejores jugadores, especialmente en las primeras rondas.

Existe la percepción de que los mejores jugadores intentan alcanzar su nivel máximo para los eventos de Grand Slam.

También se estableció que los partidos se vuelven más competitivos en las últimas etapas de los Grand Slams, ya que es más probable que presenten dos oponentes de alta calidad y, por lo tanto, una brecha menor en la capacidad entre los dos jugadores.

Con esto en mente, es importante evaluar las diferencias en los datos de los jugadores entre los dos formatos de torneo. Al analizar el rendimiento de los actuales diez mejores de la ATP en los partidos contra los 20 principales competidores desde el comienzo de 2019 en adelante, se destacaron varias conclusiones interesantes.

En toda la muestra, cuando jugaban contra competidores entre los 20 mejores, los diez mejores de la ATP retuvieron su servicio el 79,7% del tiempo y quebraron el servicio del oponente el 20,7% del tiempo (un rendimiento combinado del 100,4%) en torneos de Grand Slam.

Sin embargo, esta cifra combinada de retención/quiebre aumentó a 103,2% (82,4% de retención y 20,8% de quiebre) en otros eventos de la ATP. Si bien el porcentaje de quiebre de oponentes fue prácticamente idéntico en ambos formatos, los diez primeros pudieron mantener su servicio casi un 3% más contra los 20 mejores competidores en partidos regulares de tres sets en el ATP Tour que en Grand Slams.

Podría decirse que esta estadística puede calificarse como sorprendente, teniendo en cuenta la percepción de que los mejores jugadores intentan alcanzar su máximo nivel para los eventos de Grand Slam. La idea de alcanzar un pico para un Grand Slam es lógica, en gran parte debido a las recompensas financieras y los puntos de clasificación disponibles en estos prestigiosos torneos. Sin embargo, como se destacó antes, colectivamente los mejores jugadores no parecen seguir esta tendencia.

Análisis de los diez mejores de la ATP en Grand Slams y eventos de la ATP

Porcentajes de retención y quiebre del servicio para los diez mejores de la ATP en el ATP Tour y eventos generales

Top-10-ATP-vs-Overall-HoldBreak-Chart.png

El cuadro anterior resalta los datos de retención/quiebre para cada uno de los diez mejores jugadores contra los 20 mejores competidores durante el mismo período, divididos entre eventos de la ATP de tres sets y la factorización de rendimiento general en estos y en los eventos de Grand Slam de cinco sets.

Nuevamente, se presentan numerosas observaciones interesantes. En primer lugar, parece que varios de los diez mejores jugadores con frecuencia enfrentan dificultades ante competidores entre los 20 mejores, y el servicio de David Goffin parece particularmente expuesto contra un competidor de mayor calibre.

Además de Goffin, Alexander Zverev, Gael Monfils, Matteo Berrettini y Stefanos Tsitsipas han tenido problemas para quebrar a competidores entre los 20 mejores más del 20% del tiempo. Es probable que esto sirva como una barrera formidable para cualquier posibilidad potencial de éxito en un Grand Slam.

Una capacidad fuerte y consistente para superar a los mejores oponentes es un factor que históricamente ha apuntado hacia el éxito en Grand Slams, mientras que también es probable que si un jugador no puede quebrar a sus oponentes más que el promedio, se involucrará en sets y partidos más ajustados.

Como resultado, se les pedirá que ganen numerosos puntos clave para disfrutar del éxito en múltiples partidos durante un corto período de tiempo. La dificultad de esta tarea se ve exacerbada por el hecho de que los juegos y partidos más ajustados a menudo son más largos y, por lo tanto, contribuyen en mayor medida a la fatiga acumulada, algo que todos los jugadores deberían evitar en medio de la posibilidad de jugar siete partidos de cinco sets en un período de dos semanas.

¿Los mejores jugadores se desempeñan mejor en Grand Slams?

La otra observación (y quizás más importante) es que tanto el número uno del mundo, Novak Djokovic, como el número dos, Rafa Nadal, los jugadores más dominantes del mundo en los últimos años, son los únicos jugadores que pueden presumir de mejores datos generales que sus datos aislados de la ATP.

Los datos sugieren que los diez mejores jugadores deberían intentar replicar los calendarios de Djokovic, Federer y Nadal.

Por definición, esto significaría que se desempeñaron mejor en los eventos de Grand Slam contra competidores entre los 20 mejores que en los eventos regulares de la ATP contra el mismo rango de clasificación.

Establecer por qué este es el caso no es sencillo, aunque una teoría que vale la pena especular es que son más eficientes en la gestión de sus calendarios que la mayoría de los otros diez mejores jugadores.

Con la excepción de Roger Federer, tanto Djokovic como Nadal participan en muchos menos torneos por debajo del nivel de Masters 1000 que el resto de los diez primeros y, por lo tanto, probablemente estén mejor posicionados para estar en una condición física más fresca antes de un evento de Grand Slam. Si algún jugador en este grupo busca activamente alcanzar el Grand Slam, serían ellos.

Federer también es un caso interesante, ya que sus datos de la ATP y datos generales arrojaron números similares y también es muy pragmático con respecto a la cantidad de torneos en los que participa. Sin embargo, sus números de retención y quiebre todavía están ligeramente por debajo de los 20 mejores competidores en Grand Slams en comparación con los eventos la ATP, y tal vez el arduo formato de Grand Slam de cinco sets sea un desafío para el jugador de 38 años.

Con todo este trío de élite ahora en sus treintas, pronto debería surgir una oportunidad para que otros jugadores entre los diez mejores aprovechen cualquier disminución en sus niveles de rendimiento. Sería razonable afirmar que una lección que los otros diez mejores jugadores pueden extraer de este análisis es que tal vez deberían buscar replicar el calendario de estas tres leyendas del tenis.

Desde una perspectiva de apuestas, hasta que surja una disminución estadística obvia de cualquiera de estos tres jugadores, buscar apuestas de valor sobre ellos contra otros entre los diez mejores jugadores en los eventos de Grand Slam parece ser un enfoque sensato. Con la excepción de Dominic Thiem, los diez mejores jugadores de la ATP restantes simplemente no pueden comparar sus datos de rendimiento contra competidores de alto nivel.

Si aún no lo ha hecho, puede leer la primera parte de esta serie, en la que Dan analizó las diferencias estructurales entre los torneos de Grand Slam y los eventos de la ATP y el impacto de las disparidades en el primero.
Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.