oct 21, 2020
oct 21, 2020

¿Por qué las apuestas en política son cada vez más populares?

¿Por qué las casas de apuestas tienen dificultades con los mercados de política?

¿Qué aspectos influyen en las cuotas de política?

¿Se puede confiar en las encuestas?

¿Cómo se puede obtener un buen valor con las cuotas de política?

¿Por qué las apuestas en política son cada vez más populares?

En 2016, las casas de apuestas subestimaron profundamente las probabilidades de que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales de los Estados unidos y de que el Reino Unido votara a favor del Brexit. A medida que la apuestas en política generaban más interés luego de estos eventos, también parecían sentar un precedente en la opinión de los jugadores sobre este tipo de apuestas. ¿Por qué los mercados de política se volvieron tan populares? Continúe leyendo para averiguarlo.

¿Cómo funcionan los mercados de política?

Las cuotas de los eventos políticos generalmente caen en la categoría de “mercados novedosos” en las casas de apuestas. Una gran cantidad de jugadores aún considera estos mercados como algo meramente interesante o inusual en lo que apostar, en especial en el clima político actual, que genera tantos temas de conversación. Sin embargo, muchos otros se dedican a buscar apuestas de valor en los mercados de política. Un sector de los jugadores logra identificar ineficiencias en las cuotas de las casas de apuestas y generar una ganancia considerable al apostar en los eventos políticos.

La ventaja para los apostadores que quieren especializarse en política es que posiblemente sea más fácil encontrar errores en los pronósticos de las casas de apuestas, aunque tendrán menos oportunidades de sacar ventaja en comparación con los mercados tradicionales. Las casas de apuestas están al tanto de este punto débil y, por eso, limitan el daño que puede ocasionarles. Esta es la razón por la que las casas de apuestas suelen ofrecer límites bajos, menos cantidad de mercados para un evento o dejar los mercados abiertos por menos tiempo (y muchas veces, una combinación de estas tres medidas).

En general, los jugadores disfrutan al apostar en eventos políticos porque las cosas se ponen más interesantes. Aunque el pequeño grupo de jugadores al que nos referimos está interesado en estos mercados por las posibles ventajas económicas que implican.

Pero no basta simplemente con saber que los mercados de política son el punto débil de las casas de apuestas para ganar dinero apostando en ellos. Es necesario conocer el origen de las dificultades de las casas de apuestas con estos mercados y cómo sacar ventaja sobre ellas y otros jugadores que intentan hacer lo mismo.

Acceso limitado a la información relevante

La información en una parte fundamental de los mercados de apuestas. La información permite que las casas de apuestas establezcan sus cuotas y los jugadores hagan sus apuestas (las apuestas realizadas también sirven como información que las casas de apuestas utilizan para ofrecer sus mercados y ajustar sus cuotas). Además de las apuestas que realizan sus clientes, las casas de apuestas cuentan con otras fuentes de información que les permiten asegurarse de que las cuotas que ofrecen sean lo más eficientes posible.

En el mundo de las apuestas deportivas, existen empresas que se dedican exclusivamente a proporcionar información a las casas de apuestas. Estas empresas monitorean miles de fuentes de información para cada jugador, equipo, liga y deporte y les proporcionan una gran cantidad de información a las casas de apuestas para calcular la probabilidad de cada uno de los resultados de diferentes eventos. En política, sin embargo, hay mucha menos información disponible. Y, lo que es más importante, la información disponible es de dudosa calidad.

Supongamos que un partido de fútbol se realiza cada cuatro años. Nunca hemos visto jugar a ninguno de los equipos y no hay información disponible sobre su desempeño en partidos anteriores frente a otros planteles. ¿Por dónde comenzaría para asignarle un precio al partido? Esta es la misma posición en la que se encontraban las casas de apuestas con los pronósticos para Trump frente a Clinton en las elecciones de 2016.

En el gráfico que aparece a continuación se muestra la probabilidad implícita para las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos. Se aprecia claramente que solo al comenzar el recuento de votos, las cuotas empezaron a reflejar el resultado verdaderamente más probable.

In-article-1-Bookmakers-struggling-with-political-predictions-update-V3.jpg

Debido a esta falta de información sobre los resultados, las apuestas de política terminan siendo una cuestión de “igualdad de oportunidades” entre el apostador y la casa de apuestas. Aún así, es importante tener en cuenta que en el resto de los mercados de apuestas la competencia es igualmente dura. Aunque es probable que la casa de apuestas no tenga información que le permita crear pronósticos precisos, siempre cuenta con las apuestas que hacen los clientes y que le muestran rápidamente si está o no en lo cierto. Esto quiere decir que la competencia por encontrar valor en los mercados de apuestas políticas es aún más extrema que en los de apuestas deportivas tradicionales.

¿Se puede confiar en las encuestas?

Cuando las casas de apuestas no cuentan con información suficiente, es inevitable que recurran a las mediciones que se hacen a partir de la opinión pública para crear sus pronósticos. Aquí es donde entran en juego las encuestas. Las encuestas han demostrado ser una guía confiable sobre las votaciones políticas, aunque en la última década la confianza en sus resultados disminuyó debido a las diferencias que muestran con los resultados reales.

Si recurre a las encuestas para hacer sus apuestas políticas, debe tener cuidado con el sesgo de deseabilidad social.

Si bien las victorias de Trump y el Brexit antes mencionadas pusieron de manifiesto las dificultades que enfrentan las casas de apuestas con los mercados de política, también demostraron que las personas pueden decir una cosa y hacer otra. Las encuestas sobre las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos y sobre el referéndum del Reino Unido mostraban una cómoda victoria para Clinton y el Britain Stronger (la campaña a favor de que el Reino Unido permaneciera en la UE). Ahora sabemos que estas encuestas no reflejaban la verdadera intención de los votantes.

Parafraseando a Mark Twain: “Existen las mentiras, las grandes mentiras y las encuestas”. Las estadísticas no mienten, las personas sí. La verdad sobre las mentiras, según afirma un estudio de ciencias sociales, es que mentir en las encuestas puede tener que ver con el sesgo de deseabilidad social. En español, esto quiere decir que cuando se le pide a la gente que dé su opinión sobre temas delicados, esta tiende a dar información engañosa por miedo a la imagen que daría si dijese la verdad.

Las estadísticas tienen en cuenta el sesgo de deseabilidad social y toman todas las medidas posibles para minimizar su efecto. Sin embargo, más allá de la posibilidad de pronosticar hasta qué punto la gente miente en función de los indices de las encuestas anteriores, hay muchos otros aspectos a tener en cuenta al apostar en los mercados políticos.

Es imposible pronosticar lo que harán los votantes indecisos.

Obviamente las dificultades de pronosticar el resultado de los eventos políticos son muchas más que simplemente determinar el nivel de honestidad en las respuestas a las encuestas. La gran proporción de personas que no están seguras de cómo votarán y que pueden cambiar de opinión es un dato clave para intentar pronosticar el resultado de una votación y, sobre todo, quién la ganará.

En las elecciones reñidas, en las que el ganador se conoce a último momento, quienes determinan el resultado son los votantes indecisos. Esto hace que pronosticar el resultado sea difícil y que las cuotas de apuestas sean poco confiables como indicador de probabilidad.

Y es por eso que vemos más movimiento en los mercados políticos que en los de eventos deportivos. Cuanto mayor es la incertidumbre, mayor es la fluctuación en las cuotas. Cuanto más fluctúan los precios, mayores son las posibilidades de los jugadores de hacer apuestas con precios favorables.

Qué es la ventaja de la casa de apuestas

Como se mencionó anteriormente, las casas de apuestas tienen una ventaja importante sobre cualquier jugador que apuesta en los mercados políticos: la actividad del resto de los apostadores. Cuando las casas de apuestas establecen las cuotas iniciales, comienzan a recibir información de parte del mercado que les permite ajustar esas cuotas. Marco Blume, director comercial de Pinnacle, ha llegado a decir que considera a algunos apostadores como “asesores” que brindan información útil a cambio de las cuotas con las que pueden apostar (cuando Pinnacle recibe esta información, ajusta las cuotas para que no sean tan valiosas).

En general, los mercados políticos se ven afectados por los primeros grupos de apuestas que reciben en las etapas iniciales.

Si bien las encuestas y sondeos miden la opinión de los votantes, las cuotas reflejan la actividad de los apostadores (la opinión de quienes buscan ganar dinero con sus apuestas). Se trata de situaciones completamente distintas. Aunque algunos jugadores apuesten con un sesgo que los lleve a elegir el resultado que esperan en función de su persuasión política, otros lo hacen de forma más objetiva. Estos últimos son los que le interesan a la casa de apuestas.

Dicha información se vuelve útil únicamente cuando las casas de apuestas descubren las razones por las que las personas votan como lo hacen y qué utilidad pueden darle a su opinión. Al igual que en la mayoría de los mercados, los apostadores que brindan datos útiles a las casas de apuestas deben asegurarse de obtener el mejor valor posible por su información. Este valor generalmente radica en los límites con los que pueden apostar. Encontrar el equilibrio entre obtener cuotas que ofrezcan valor y apostar el monto suficiente para que sea rentable puede ser difícil, y esto permite que quienes no buscan los límites más altos hagan sus apuestas antes que el resto.

El potencial del escándalo

Cuando Cristiano Ronaldo está en la cancha, lo único que puede cambiar drásticamente sus cuotas es sufrir una lesión. Sin embargo, los candidatos políticos pueden ver cómo suben o bajan sus calificaciones tan rápido como se difunde una escándalo de índole sexual en Twitter.

Ya sea la aventura de Profumo, que conmocionó a la clase dominante británica durante la Guerra Fría y llevó al Partido Conservador a la derrota en 1964 o el amorío entre Clinton y Lewinsky, los escándalos de índole sexual en la política tienen el poder de dar vuelta los mercados de apuestas.

Si bien esto muestra una vez más que los mercados de apuestas políticas son poco predecibles, también es un ejemplo de cómo los apostadores pueden sacar ventaja sobre la casa de apuestas y el resto del mercado. Si su especialidad son las apuestas en política, invertir parte de su tiempo en analizar las noticias o las plataformas de redes sociales para encontrar la pista más reciente sobre algún escándalo podría darle una ventaja en relación con las cuotas con las que apuesta. Hacer su jugada antes de que la casa de apuestas ajuste las cuotas y el resto del mercado apueste es una gran paso para lograr una ganancia rentable.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.