jul 10, 2020
jul 10, 2020

¿La ausencia de espectadores puede generar la pérdida de la ventaja de jugar como local?

¿Por qué los equipos de fútbol tienen una ventaja por jugar como locales?

¿Qué consecuencias tiene en los resultados la ventaja de jugar como local?

¿Cómo afecta esto en los mercados de apuestas?

Datos y estadísticas de los partidos de esta temporada

¿La ausencia de espectadores puede generar la pérdida de la ventaja de jugar como local?
En las últimas semanas, se publicaron muchos artículos sobre las consecuencias que la falta de espectadores tiene en la ventaja de jugar como local en los partidos de fútbol, en particular en la Bundesliga alemana. El 15 de junio, la agencia Reuters publicó un artículo en que citaba datos de la empresa de análisis Gracenote donde se mostraba una disminución del porcentaje de partidos ganados como local en la división alemana principal. Esa cifra se redujo de un 43 %, antes de la clausura por la covid-19, a solo un 21 % en los 56 partidos posteriores. En este momento, la Bundesliga completó su temporada, y otras ligas retomaron los partidos a puertas cerradas; por lo tanto, esta es una buena oportunidad para observar cómo cambió todo y si se pueden obtener conclusiones para la hipótesis.

¿Por qué los equipos de fútbol pueden aprovechar la ventaja de jugar como locales?

Históricamente, los equipos que juegan como locales ganan casi el doble de partidos que los equipos visitantes, aunque puede haber variantes según las divisiones. Si bien hay pruebas de que esta ventaja se redujo en forma lenta durante estos últimos años, los equipos que juegan como locales ganan casi la mitad de los partidos, mientras que los equipos visitantes ganan solo un poco más de un cuarto de los partidos.

En la temporada 2019-2020 de la Bundesliga alemana, se jugaron 83 partidos a puertas cerradas, y 29 fueron ganados por los equipos que jugaron como local.

Se publicaron muchos artículos periodísticos que analizan los motivos de por qué jugar como local puede ser una ventaja para el equipo local. Para fundamentar las ventajas de la localía, se propusieron varias hipótesis. Algunas son el conocimiento del campo de juego, el cansancio del viaje del equipo visitante, la presión social de los fanáticos locales que debe enfrentar el equipo local y el impacto sonoro de la multitud en la presión sobre los árbitros.

Las pruebas de las competencias de dos equipos locales del mismo estadio (que eliminan las dos primeras cuestiones influyentes) demuestran que la presión social y el favoritismo arbitral por el equipo local pueden ser las influencias más importantes. En cuanto a los árbitros, por lo general, se informa que los equipos locales reciben menos penalizaciones de faltas cometidas y amonestaciones con tarjeta que los equipos visitantes.

Aunque la presión social que sienten los jugadores del equipo local por parte de los fanáticos puede ser un aspecto influyente, puede decirse que esto es más un obstáculo que un beneficio. En efecto, los jugadores del equipo local podrían estar más motivados psicológicamente a no perder que los jugadores del equipo visitante, en un intento por evitar decepcionar a los fanáticos.

Todos los seres humanos tienen una predisposición al miedo a sufrir pérdidas, que es un rasgo psicológico que fue identificado por primera vez por Amos Tversky y Daniel Kahneman en su investigación sobre la economía del comportamiento. Un dato similar se observó en el golf profesional, en que, si se tiene en cuenta la longitud del golpe, estadísticamente es más probable que los jugadores conserven el par (eviten una pérdida) en lugar de obtener un hoyo bajo el par (ganen un punto).

Pruebas de la Bundesliga alemana

Ya finalizó la temporada 2019-2020 de la Bundesliga alemana, que se reinició antes que las demás ligas nacionales europeas principales. En total, se jugaron 83 partidos sin espectadores, que incluyen uno antes del inicio de la clausura nacional oficial en Alemania. De esa cantidad de partidos, 27 (el 32,5 %) fueron ganados por los equipos que jugaban como locales. Es evidente que hubo una regresión de la media desde que Reuters publicó su artículo.

Sin embargo, esta cifra sigue por debajo de la frecuencia previa a la covid y genera dudas en cuanto a si tiene una relevancia en las estadísticas. Parecería que no, con una probabilidad del 11 % de que las frecuencias observadas de partidos ganados como local, empates y partidos ganados como visitantes a puertas cerradas ocurrirían por casualidad, si se tiene en cuenta que la ventaja de la localía no sufrió consecuencias de ningún tipo y las frecuencias observadas de los partidos antes del cierre de los estadios representaban una expectativa.

Este no es un resultado importante en las estadísticas. Si se agrupan los empates y los partidos ganados en condición de visitante como partidos perdidos por el equipo local, esta probabilidad se reduce al 5 %. Esto puede ser suficiente para garantizar la referencia en un artículo periodístico, pero básicamente quiere decir que se necesitan más datos.

La segunda división de la Bundesliga alemana reinició su temporada al mismo tiempo, y se observa un panorama completamente diferente. De los 81 partidos que se jugaron a puertas cerradas, 35 (el 43,2 %) fueron ganados por el equipo local, en comparación con el 41,3 % de los partidos antes de la covid. Esto podría sugerir que la primera división alemana solo requería de más regresión de la media.

Aumento del muestreo con otras ligas

En este momento, muchas otras ligas europeas principales reiniciaron sus temporadas 2019-2020, que incluye el campeonato y la Premier League inglesa, las series A y B italianas, La Liga española y La Liga de la segunda división, y las divisiones principales de Portugal, Turquía y Grecia.

Cuando se redactó este artículo, se habían jugado 3426 partidos de esta temporada en todas estas divisiones, además de la Bundesliga alemana y la segunda división de la Bundesliga. De esos partidos, 2924 se jugaron con la presencia de los fanáticos y 502, sin público presente. Las frecuencias agregadas de partidos ganados como local en estos dos períodos son del 43,1 % y del 38,8 %, respectivamente.

Esta caída no se percibe solo en la división principal alemana, pero en el aumento del tamaño de la muestra sigue siendo casi importante a nivel estadístico ( el 6 %) en el nivel más bajo. No obstante, en cuanto a los datos de la Bundesliga, faltan pruebas que indiquen que exista algo en curso que tenga una relevancia concreta.

¿Qué otras consecuencias tiene la ausencia de espectadores en los partidos de fútbol?

Si se observan los datos de los partidos de manera más exhaustiva, aparecen cuestiones interesantes. Como se mencionó, la investigación detectó que los equipos que juegan como locales cometen una menor cantidad de faltas de manera desproporcionada. De acuerdo con datos recientes, las faltas sancionadas por los árbitros en contra de equipos que juegan como locales aumentan de 13,4 con público a 14,3 sin público.

Los equipos que juegan como local en partidos a puertas cerradas realizaron menos intentos de tiros al arco y les otorgaron menos tiros de esquina que lo habitual.

Conforme a mis datos, esto podría esperarse que ocurriera de casualidad, unas 250 000 veces. Se observó un aumento leve, pero sin importancia en las estadísticas, en la cantidad de faltas cometidas por los equipos visitantes. Además, se detectó un aumento muy importante en la segunda división de la Bundesliga (de 12,1 faltas contra los equipos locales a 13,6 con una relación de 1 en 1000 de esta cantidad que se produjeron de casualidad).

Existen otros dos cambios de gran importancia que aparecen de los datos de partidos que tienen relevancia en goles anotados. En primer lugar, los intentos de tiros al arco por parte del equipo local disminuyeron de un promedio de 13,1 a 12. Esta reducción podría esperarse de casualidad en casi 1 vez cada 350 000 veces.

Por el contrario, no se observaron cambios concretos en la cantidad de tiros al arco por parte del equipo visitante. A pesar de que los equipos de la segunda división de la Bundesliga anotaron más goles en promedio sin la presencia del público y, en ese sentido, ganaron más partidos de manera proporcional, sus intentos de tiros al arco por partido disminuyeron de manera significativa de 15 a 12,8, lo cual podría ocurrir de casualidad solo 1 vez cada 10 000 veces. De esta pequeña muestra (81 partidos), parecería que los equipos en cuestión tuvieron suerte o fueron competentes en la anotación de goles de manera particular.

Por otra parte, la cantidad de tiros de esquina otorgados a los equipos locales disminuyó de un promedio de 5,62 a 5, una reducción que tiene una probabilidad de 1 en 350 000 de que ocurra por azar. Una vez más, prácticamente no se observaron cambios en los recuentos de tiros de esquina de los equipos visitantes.

¿Cómo se traducen estos cambios en los goles anotados? En el caso de los equipos locales, el promedio se redujo de 1,48 a 1,38, con una probabilidad aproximada del 5 % de que esto podría ocurrir de casualidad. Sin dudas, existe una cantidad considerable de suerte que participa en cualquier elemento de la anotación de goles y la correlación entre las mediciones, como tiros de esquina o tiros al arco, y los goles será deficiente.

En consecuencia, un cambio importante en las cantidades de tiros al arco y tiros de esquina no se traducirá necesariamente en un cambio relevante en los goles, al menos en lo que respecta a las muestras de solo 500 partidos. Los que realizan apuestas en proposición de los goles esperados (xG) conocerán esta correlación insignificante.

No obstante, dada la importancia contundente en la disminución de los tiros de esquina y tiros al arco que tuvieron los equipos locales, puede esperarse que, al aumentar la cantidad de partidos sin público, la caída en la cantidad de goles anotados por los equipos locales y también la proporción de partidos que ganarán tendrán una mayor importancia en las estadísticas. A medida que aumenta el tamaño de la muestra, también se incrementa la contundencia del indicador de la parte del sonido ambiental.

Entre las observaciones que informó Gracenote a Reuters sobre la Bundesliga alemana, se destaca una menor cantidad de goles y tiros al arco, pero es interesante mencionar que también se registró una mayor cantidad de pases. Simon Gleave, director de Análisis deportivos de Gracenote, explicó lo siguiente: «Es probable que los jugadores elijan, de modo subconsciente, pasar la pelota en lugar de intentar jugadas que, por lo general, enloquecerían a los fanáticos». Otros comentaron que los partidos sin público carecen de intensidad y dan la «sensación» de ser un partido de entrenamiento.

En cuanto al miedo a sufrir pérdidas, parecería que los jugadores del equipo local, en particular, estarían menos preocupados por la posibilidad de desilusionar a los fanáticos y más propensos a satisfacer aspectos técnicos del juego en lugar de atacar y arriesgarse.

¿Estas cuestiones tienen consecuencias en los mercados de apuestas?

Algunas personas remarcaron que la reducción en el porcentaje de partidos ganados como locales ofrece una oportunidad para los apostadores que pueden encontrar valor en los partidos empatados en las apuestas por los equipos visitantes, siempre que los mercados todavía no se hayan actualizado, aunque no parece ser el caso. Ya que se eliminó el margen del promedio de cuotas de cierre de Pinnacle, la expectativa promedio de partidos ganados como local antes de la covid del 44,7 % disminuyó al 41,7 % en los partidos posteriores a la covid.

Si bien esto es más elevado de manera considerable que la frecuencia real de partidos ganados como local del 38,8 %, debe observarse que los equipos locales ya tenían un desempeño inferior con respecto a las expectativas del mercado para la temporada hasta los primeros días de marzo.

Parecería que, si se dejan de lado las influencias aleatorias, Pinnacle estaba al tanto del impacto que la ausencia del público tuvo en los equipos que jugaron como locales o, al menos, se adaptó de manera rápida a la nueva realidad que se plantea. En consecuencia, calcularon que la diferencia con la probabilidad de partidos ganados como local no es enorme.

¿Los partidos a puertas cerradas afectan a las tablas de posiciones de las ligas?

Algunos comentaristas observaron que un cambio en la suerte de los equipos locales tendrá un impacto evidente en las tablas finales de la liga. En particular, insistieron que los clubes de la Premier League no deberían jugar partidos en campos de juego neutrales (que, en realidad, no lo han hecho) según una idea errónea de que la ventaja de la localía podría desaparecer, siempre y cuando los equipos jugaran al menos en sus propios estadios.

Por lo general, no hay consecuencias en las tablas de la liga y en las posiciones finales por los partidos que se juegan sin público.

En primera instancia, observamos que, a pesar de que existe una consecuencia importante y evidente en algunas mediciones de partidos para los equipos locales, esto se traduce solo en una influencia débil en las probabilidades de ganar. Tal vez, un aspecto que es más significativo sea que si los equipos locales perdieron un poco de esa ventaja, la consecuencia sea que los equipos visitantes se la ganaron.

Para poner a prueba el impacto de la eliminación total de la ventaja de localía, utilicé esto en toda la temporada 2018-2019 de la Premier League y realicé un simulacro de Monte Carlo que analiza los puntos esperados de la liga y establece clasificaciones según las cuotas de cierre de Pinnacle. Las probabilidades esperadas de partidos ganados se calcularon primero al eliminar el margen y luego al considerar que las probabilidades esperadas promedio de partidos ganados como local, los empates y los partidos ganados como visitante fueron del 36 %, del 28 % y del 36 %, respectivamente.

El resultado fue fundamentalmente idéntico, dentro de los límites de error, al simulacro de Monte Carlo en que se mantuvo la ventaja de la localía. Los 20 equipos aparecieron exactamente en las mismas posiciones con totales de puntos muy similares. Es probable que hayan ganado menos partidos como locales, aunque esto se compensó con haber ganados más partidos como visitantes.

Sin dudas, es verdad que habrá una desventaja para los equipos que tienen programado jugar más partidos como locales que de visitante en la extensión de la temporada posterior a la covid. Sin embargo, si se tiene en cuenta que el cambio promedio en la expectativa de partidos ganados como local es solo un 3 %, prácticamente no es una desventaja que pueda traducirse en una influencia importante en la tabla de la liga. Desde luego, la empresa de apuestas con margen Sporting Index no creyó lo mismo.

En la siguiente imagen, se comparan los totales de puntos finales calculados para los equipos de la Premier League: primero, el 14 de marzo (justo antes de la suspensión de la temporada) y luego el 17 de junio (justo después de que se reinició).

In-Article-1-Do-no-spectators-lead-to-a-loss-of-home-advantage-v2.jpg

Conclusiones: ¿la ausencia de espectadores puede generar la pérdida de la ventaja de jugar como local?

Las pruebas desde el reinicio de los partidos de las ligas de fútbol nacionales avalan la hipótesis de que jugar a puertas cerradas tiene un impacto negativo en el equipo que juega como local. En particular, el árbitro cobra más faltas en contra, y realizan menos tiros al arco y tiros de esquina.

Sin embargo, parece que esto se traduce en un impacto poco importante en los goles anotados y, también, en las probabilidades de ganar. A la vez, todavía se mantiene algún grado de ventaja de localía, y cualquier impacto que esto pudiera tener parecería no afectar a los apostadores porque, como sucede con la mayoría de las cosas, están adelantados a estas cuestiones.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.