feb. 12, 2021
feb. 12, 2021

¿Pueden los coeficientes de la UEFA informar sobre las apuestas de la Liga de Campeones?

¿Qué son los coeficientes de la UEFA?

¿Qué rol tienen los coeficientes en la Liga de Campeones?

¿Qué tan seguido gana el equipo con el coeficiente más alto?

Coeficientes de la UEFA y estadísticas de la Liga de Campeones

¿Pueden los coeficientes de la UEFA informar sobre las apuestas de la Liga de Campeones?

Los coeficientes de la UEFA brindan un método imperfecto pero claro para evaluar qué equipos han demostrado recientemente una capacidad constante para rendir bien en las competiciones europeas de clubes. Con esto en mente, ¿hasta qué punto se puede confiar en los coeficientes como herramienta para ayudar a predecir el resultado de los partidos de la Liga de Campeones?

¿Qué son los coeficientes de la UEFA?

A cada equipo que compite en la Liga de Campeones y en la Liga Europea de la UEFA se le asigna un coeficiente. Los puntos del coeficiente se otorgan según los resultados de los partidos individuales en el torneo y del progreso en el mismo.

Para la Liga de Campeones, los puntos del coeficiente se otorgan de la siguiente manera:

Puntos del coeficiente de la Liga de Campeones de la UEFA

Evento

Puntos

Ganar un partido

2

Empatar un partido

1

Calificar para la fase de grupos

4

Calificar para los octavos de final

5

Calificar para los cuartos de final, para la semifinal y para la final

1 por ronda

El número máximo de puntos de coeficiente que puede obtener un equipo de la Liga de Campeones durante una temporada es de 38 (Nota: En la temporada 2019/20, los cuartos de final y las semifinales eran solo de ida y otorgaban tres puntos por una victoria, lo que significa que el Bayern Munich obtuvo 36 puntos de los 36 posibles).

Los coeficientes de la UEFA ofrecen un reflejo calculado de cómo le ha ido a un equipo en las competiciones europeas durante las últimas temporadas.

La función principal de los coeficientes de la UEFA en la Liga de Campeones es para el sorteo de la fase de grupos, en el que los 32 equipos clasificados se dividen en cuatro grupos de ocho. El grupo 1 está compuesto por los ganadores de la Liga de Campeones y de la Liga Europa de la temporada anterior, más los seis campeones de las seis mejores ligas de Europa según los coeficientes (si alguno de estos seis equipos también ganó la Liga de Campeones o la Liga Europa, se utilizan la séptima y la octava mejor liga).

Para los grupos 2, 3 y 4, los 24 equipos restantes se clasifican según el coeficiente que han reunido en las cinco temporadas anteriores. Una consecuencia de esta estrategia es que es posible que un equipo del grupo 1 tenga un coeficiente menor que un equipo de los otros tres.

Se podría decir que lo más importante que hay que recordar sobre los coeficientes de la UEFA es que no pretenden brindar una evaluación directa de la capacidad de un equipo, sino un reflejo calculado de cómo le fue en las competiciones europeas durante los últimos años.

Por ejemplo, cuando Liverpool ganó la Liga de Campeones en 2018/19, al comienzo del torneo solo estaba clasificado como el 16.º mejor equipo de la liga según su coeficiente. Esto fue en gran parte gracias a que no participaron en ninguna competición europea tanto en 2013/14 como en 2016/17.

¿Qué tan seguido gana el equipo con el mejor coeficiente?

Una forma fácil de medir la utilidad general de los coeficientes de la UEFA es evaluar tanto el número de equipos que tenían uno de los dos coeficientes más altos de su grupo de la Liga de Campeones que pasaron con éxito a los octavos de final, como el número de eliminatorias posteriores que ganó el equipo con el coeficiente más alto.

Las siguientes son las estadísticas de las últimas cinco temporadas en la Liga de Campeones:

Temporada

Los dos equipos con mayor coeficiente que pasaron de grupo

Eliminaciones ganadas por el equipo con mayor coeficiente

2016/17

14 de 16

11 de 15

2017/18

9 de 16

11 de 15

2018/19

12 de 16

5 de 15

2019/20

12 de 16

8 de 15

2020/21

10 de 16

-

Esto significa que durante este tiempo, si un equipo tenía uno de los dos coeficientes más altos en su grupo de la Liga de Campeones, calificaron el 71.25 % de las veces. Mientras tanto, el equipo con el mayor coeficiente obtuvo el 58.33 % de las eliminaciones.

Estos índices pueden considerarse fuertes y buenos, respectivamente, lo que sugiere, en cierta medida, que un coeficiente fuerte es un indicador de una campaña productiva en la Liga de Campeones. Sin embargo, estas estadísticas no tienen en cuenta los equipos específicos implicados y, lo que es más importante, la diferencia de coeficiente entre ellos.

Por lo tanto, para evaluar exactamente la frecuencia con la que el equipo con un coeficiente UEFA mayor que el de su oponente sale victorioso de un encuentro de la Liga de Campeones, se reunieron los resultados de los 471 partidos durante los torneos 2017/18, 2018/19 y 2019/20, más la fase de grupos 2020/21. Los coeficientes utilizados fueron los que pertenecían a los equipos al comienzo de esa temporada.

Los equipos que tenían un mayor coeficiente de la UEFA se dividieron en tres grupos; aquellos que tenían un coeficiente entre 0,5 y 19,5 puntos más alto que el de su oponente (grupo 1), aquellos que tenían un coeficiente entre 20 y 39,5 puntos más alto (grupo 2) y aquellos con un coeficiente de al menos 40 puntos más alto (grupo 3).

Margen de superioridad del coeficiente de la UEFA

Gana

Empata

Pierde

0,5 – 19,5 puntos (grupo 1)

36,84 %

28,07 %

35,09 %

20 – 39,5 puntos (grupo 2)

46,57 %

23,28 %

30,15 %

40 puntos + (grupo 3)

61,70 %

19,15 %

19,15 %

La observación inmediata (y quizás no sorprendente) de estos datos es que parece haber un grado de proporción entre el margen de superioridad del coeficiente de la UEFA que un equipo tiene sobre su rival y el porcentaje de victorias que suele tener en los partidos de la Liga de Campeones.

Sin embargo, aunque los tres grupos ganaron más partidos que los que perdieron, esto varió entre el grupo 1 con una ventaja apenas perceptible, y el grupo 3 que ganó solo tres veces más de las veces que perdió un torneo. También es interesante notar que, aunque en general el equipo que tiene un coeficiente mayor ganó una estrecha mayoría de sus partidos (54,41 %), también perdió (24,31 %) más veces que las que empató (21,28 %).

También podemos analizar estos resultados desde ángulos más específicos, como por ejemplo si cualquier supuesta ventaja basada en el coeficiente se ve afectada por el hecho de que el equipo juegue como local o no.

Margen de superioridad del coeficiente de la UEFA

Inicio

Visitante

Gana

Empata

Pierde

Gana

Empata

Pierde

0,5 – 19,5 puntos (grupo 1)

41,37 %

34,48 %

24,15 %

34,48 %

27,58 %

37,94 %

20 – 39,5 puntos (grupo 2)

58,97 %

15,38 %

25,65 %

33,33 %

33,34 %

33,33 %

40 puntos + (grupo 3)

66,10 %

15,25 %

18,65 %

57,80 %

22,02 %

20,18 %

Mientras que la relación proporcional identificada anteriormente parece seguir intacta para los partidos locales, se ve totalmente disminuida por los resultados de visitantes. De hecho, tanto el grupo 1 como el grupo 2 no consiguieron ganar más partidos que los que perdieron como visitantes y el grupo 2 tuvo un porcentaje de victorias menor que el grupo 1.

Esto sugiere que para estar en la mejor posición posible para disfrutar de una ventaja contra los oponentes, sin importar la sede, los equipos de la Liga de Campeones necesitan un coeficiente de ventaja de al menos 40 puntos. Este grado de superioridad a menudo solo se consigue si el otro equipo se ha perdido al menos una temporada de competición europea entre las cinco anteriores o ha fracasado regularmente en la clasificación de la fase de grupos de cualquiera de las principales competiciones europeas.

Otra perspectiva desde donde se pueden analizar estos partidos es si hay discrepancia en el porcentaje de victorias entre los encuentros en la fase de grupos y los de la fase eliminatoria. Según las estadísticas mencionadas anteriormente, se esperaría que los porcentajes de victoria fueran más bajos en la fase de eliminación.

Margen de superioridad del coeficiente de la UEFA

Fase de grupos

Fase eliminatoria

Gana

Empata

Pierde

Gana

Empata

Pierde

0,5 – 19,5 puntos (grupo 1)

37,36 %

34,09 %

28,55 %

28,57 %

21,43 %

50,00 %

20 – 39,5 puntos (grupo 2)

45,44 %

31,48 %

23,08 %

47,62 %

0,00 %

52,38 %

40 puntos + (grupo 3)

66,30 %

18,23 %

15,47 %

45,65 %

19,57 %

34,78 %

De hecho, nuevamente esto parece sugerir que el coeficiente de ventaja tiene un rol más activo en los partidos de la fase de grupos. Aunque el grupo 2 tuvo un mayor porcentaje de victorias en la fase eliminatoria que en la fase de grupos, solo consiguió ganar más partidos de los que perdió en esta última.

En los tres grupos, el porcentaje de derrotas aumentó de manera significativa de la fase de grupos a la de eliminatorias, más del doble en los casos del grupo 2 y del grupo 3. El grupo 1 perdió la mitad de los partidos en la fase eliminatoria, lo que significa que su coeficiente superior no supuso ninguna ventaja identificable.

¿Los coeficientes de la UEFA son una herramienta útil para los apostadores?

Los datos anteriores brindan varias conclusiones interesantes. Sobre todo parecen sugerir que un equipo tiene más posibilidades de ganar un partido de la Liga de Campeones cuando juega como local en la fase de grupos.

Por su naturaleza, hay muchas desventajas en cuanto a la utilidad de los coeficientes de la UEFA.

Esta información no es en absoluto reveladora, aunque parece resaltar que los partidos de la fase de grupos son más fáciles de predecir que los de las eliminatorias y que la naturaleza del torneo favorece intrínsecamente a los equipos más experimentados.

Según su utilidad como recurso, los coeficientes de la UEFA tienen limitaciones obvias. Cinco temporadas es mucho tiempo en el fútbol, durante el cual los clubes y los gustos de su equipo, el cuerpo técnico y la situación financiera pueden sufrir cambios significativos.

El hecho de que los coeficientes se basen en una acumulación de este plazo también puede sugerir inadvertidamente que los resultados de un equipo en las competiciones europeas son más consistentes que en la realidad.

Por ejemplo, al comienzo de la temporada 2020/21, el Ajax tenía el 21.º coeficiente más alto de la UEFA, con 69,5 puntos. Sin embargo, 49 de estos puntos se acumularon en dos temporadas, en las que el equipo llegó a la final de la Liga de Europa y a las semifinales de la Liga de Campeones. En las otras tres temporadas, no clasificó en dos temporadas para la fase de grupos de la Liga de Campeones en dos y fue eliminado en otra.

Los coeficientes también se pueden analizar en el sentido de que combinan los desempeños en la Liga de Campeones y en la Liga de Europa y hay una diferencia de calidad discutible entre ambas: de los últimos cinco ganadores de la Liga de Europa, ninguno pasó de los octavos de final en la Liga de Campeones en la temporada siguiente. Por último, un coeficiente tampoco podrá indicar el estado, las lesiones o cualquier otra variación que pueda determinar la posibilidad de que un equipo gane un partido específico.

Por lo tanto, la utilidad de los coeficientes de la UEFA para un apostador individual quizás está directamente relacionada con la importancia que le dan a los resultados y a las tendencias anteriores dentro de las apuestas de fútbol.

Como muchas otras herramientas de apuestas basadas en datos, no deberían usarse exclusivamente para informar los pronósticos y se podría decir que sirven mejor como uno de los muchos componentes de investigación que se deben realizar antes de apostar en un partido de la Liga de Campeones.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.