abr. 14, 2022
abr. 14, 2022

Apuestas en las artes marciales mixtas: cinco factores clave para considerar

Cómo apostar con fundamentos en las artes marciales mixtas

Estadísticas de apuestas de las artes marciales mixtas

Cómo sortear las trampas al apostar en las artes marciales mixtas

Apuestas en las artes marciales mixtas: cinco factores clave para considerar

Las artes marciales mixtas (AMM) han crecido exponencialmente en los últimos años, por lo cual también ha aumentado la popularidad de sus mercados de apuestas, pero ¿qué factores deben considerarse antes de apostar? Siga leyendo para conocer los aspectos importantes que le permitirán sortear las trampas a la hora de apostar en las AMM.

En los últimos años, las AMM han ganado popularidad de forma exponencial y sin precedentes, en especial desde la aparición de Conor McGregor. Como en cualquier deporte, al crecer la popularidad también crece el interés por las apuestas. A modo de secuela de nuestra guía para apostar en las AMM, aquí presentamos un informe más detallado sobre el tema donde analizamos la posible rentabilidad y algunos errores para evitar.

1. Las reglas de las artes marciales mixtas

La mayoría de las organizaciones de AMM, como la UFC y Bellator, emplean las reglas unificadas de AMM, un reglamento que prohíbe los golpes en la ingle y los piquetes de ojos, entre otras cosas. Los jurados emplean un sistema de puntuación tomado del boxeo, según el cual el ganador de cada asalto recibe 10 puntos y el rival recibe nueve o menos.  

Si el combate no se decide antes, tras finalizar el último asalto se suman todos los puntos para determinar quién es el ganador. La única excepción importante en cuanto al sistema de puntuación es la de los promotores de AMM de Singapur, One Championship, en cuyos combates cada luchador recibe un puntaje por la totalidad de la pelea en lugar de recibir un puntaje por cada asalto. Otra diferencia allí es que se permiten los rodillazos a la cabeza de los rivales derribados.

Si bien esto no debería cambiar mucho sus apuestas, el excampeón de la UFC Demetrious Johnson hace poco perdió por nocaut en un combate de One Championship al recibir un rodillazo a la cabeza tras ser derribado, así que vale la pena conocer las reglas de cada organización.

2. ¿Por qué apostar en las artes marciales mixtas puede resultar rentable?

A diferencia del fútbol o el básquetbol, las AMM siguen siendo un deporte con información imperfecta e incompleta. Dado que los luchadores solo compiten dos o tres veces por año, en lugar de los 38 partidos por año de cada equipo en el fútbol o los 82 en el básquetbol, cuesta mucho más acumular datos significativos, por lo que las casas de apuestas tienen más dificultades para definir las cuotas correctas. Por ende, muchas veces se pueden hallar cuotas ventajosas para el apostador. También por eso las cuotas de las AMM entre la apertura y el cierre de las apuestas suelen cambiar más que las de otros deportes más afianzados.

En general, cuanto más falte para el evento es menos probable que las cuotas reflejen las verdaderas probabilidades, pero también es probable que el límite de apuesta máxima sea inferior. Esto nos lleva a elegir entre dos estrategias: buscar cuotas ventajosas a las que solo se pueden apostar sumas más pequeñas, o buscar cuotas no tan ventajosas pero que permitan jugar cifras superiores. Sin embargo, esto no significa que no se puedan hallar cuotas ventajosas cerca de la fecha de la pelea, cuando se puede apostar más dinero al elevarse los límites.

Ahora con el resultado puesto es más fácil detectarlo, pero dos ejemplos de esto fueron Conor McGregor vs. Dustin Poirier 2 y Ronda Rousey vs. Amanda Nunes. En ambos combates, el luchador más popular terminó pagando mucho menos (1,33 y 1,58) de lo que indicaba el análisis preliminar imparcial de la pelea. Se sabía que McGregor tenía problemas de resistencia y debía enfrentar a un rival duro de liquidar, mientras que Rousey se enfrentaba a una oponente superior que golpeaba más fuerte, justo luego de que Holly Holm dejara en evidencia sus fallas importantes al pelear de pie. Sin embargo, a pesar de todo esto, al cerrarse las apuestas tanto McGregor como Rousey eran grandes favoritos según las cuotas.

3. Cómo realizar el análisis preliminar de una pelea

En los deportes de combate se suele decir, y con mucha razón, que los estilos definen las peleas. En los comienzos de las AMM, se veían combates entre especialistas de dos disciplinas diferentes, por ejemplo jiu-jitsu y taekwondo, y entonces cada uno se lucía en algún aspecto del deporte y mostraba grandes flaquezas en los demás. No obstante, hoy en día es muy extraño que los promotores de primer nivel programen peleas con luchadores que no sean completos y no dominen todas facetas del deporte.

Eso no significa que los luchadores no tengan puntos fuertes y puntos débiles. Antes de apostar en combates de AMM, conviene analizar cuáles son las virtudes y los defectos de cada luchador y pensar qué necesitaría hacer cada uno para imponerse. Por ejemplo, Khabib Nurmagomedov quizás haya sido el mejor de la historia entre los peleadores especializados en la lucha. En UFC 254, superó a Justin Gaethje, quien compitió en lucha libre a nivel universitario. Justin se destacaba por su extraordinaria defensa, pero Nurmagomedov atacaba tan bien con su estilo de lucha que le resultó sencillo derribar a Justin y ganar por sumisión. Si usted logra evaluar correctamente las virtudes de los luchadores e imaginar cómo pueden llegar a la victoria, debería tener éxito al apostar en combates de AMM.

Las estadísticas son una buena herramienta, pero si únicamente se basa en eso quizás no le vaya bien al apostar en este deporte.
Como en todo deporte, en las AMM se llevan muchas estadísticas, que abarcan por ejemplo los golpes, los agarres y los intentos de sumisión. Una buena fuente de datos es UFC STATS, donde está toda la información pertinente de toda la carrera en la UFC de cada luchador, tanto en su totalidad como desglosada por combate.

No obstante, como las muestras de datos son pequeñas, se puede decir que no todas las estadísticas tienen el mismo valor. Las estadísticas son una buena herramienta, pero si únicamente se basa en eso quizás no le vaya bien al apostar en este deporte. Por ejemplo, el ya mencionado Nurmagomedov solo tuvo un 48 % de eficacia de derribo en su carrera de la UFC. Esa cifra es baja pero engañosa si tenemos en cuenta su intensidad y la impresionante cantidad de intentos de derribos.

Por ejemplo, Edson Barboza tenía un 77 % de eficacia en defensa ante intentos de derribo, pero fue derribado y dominado por Nurmagomedov, y esto no sorprendió a muchos aficionados de las AMM, ya que Khabib terminó pagando 1,26. 

Los registros de victorias y derrotas también son datos que necesitan un contexto. En un combate de la UFC de 2021, dos relativos principiantes, Nicolae Negumereanu y Aleksa Camur, llegaban con registros parecidos de 9-1 y 6-1, respectivamente. Sin embargo, los rivales de Negumereanu tenían una marca combinada de 40-70, y en el caso de Camur esa cifra era de 32-6.

Sin haber estudiado en profundidad los antecedentes de cada uno tranquilamente, habría sido difícil percatarse de que Camur se había enfrentado a rivales de mucho mayor nivel, por lo que llegaba con más experiencia. Pero al escarbar un poco se podía apreciar el verdadero nivel de los luchadores. Estos ejemplos reflejan los peligros de concentrarse demasiado en los números y las estadísticas al apostar en las AMM.

4. Sortee las trampas al apostar en las artes marciales mixtas

Esto nos lleva al siguiente tema: qué no hacer al apostar en las AMM. Lo primero que debe evitarse es decidir la apuesta a partir de lo que uno quiere que suceda en lugar de lo que uno cree que va a suceder. Como ya mencionamos, McGregor terminó pagando 1,33 en la revancha con Poirier. Sin embargo, había comenzado pagando 1,57, lo que implica un cambio del 11,5 % en las probabilidades implícitas (de 63,6 % a 75,1 %) entre la apertura y el cierre de las apuestas.

Los apostadores inteligentes pueden haber previsto esto debido a la gran cantidad de aficionados ocasionales que suelen jugarle a la figura en la semana de la pelea. Entonces a los apostadores experimentados que querían jugarle a Poirier les convenía hacer la apuesta poco tiempo antes de la pelea para obtener cuotas más elevadas y límites superiores. En cambio, a quienes se inclinaban por McGregor les convenía apostar temprano, antes de que su cuota bajara, aunque debieran aceptar límites inferiores.

Este cambio en las cuotas sin dudas se debió en parte a la audacia y la confianza del irlandés, quien en las conferencias de prensa de la semana previa al combate pronosticó un nocaut en el segundo asalto. Ese fue un buen ejemplo de otro pecado de los apostadores de AMM: prestar atención al bullicio.

Lo primero que debe evitarse es decidir la apuesta a partir de lo que uno quiere que suceda en lugar de lo que uno cree que va a suceder.

El de McGregor fue un caso exagerado, pero todos los luchadores antes de la pelea dicen estar en el mejor estado físico de su vida, tener la mejor preparación de su carrera y más confianza que nunca. Eso claramente no es verdad. En un deporte tan difícil y exigente como las AMM, los luchadores suelen llegar a los combates ocultando lesiones que pueden afectarlos en diferentes grados.

Otra cosa que hay que evitar al apostar en las AMM es respaldar ciegamente al favorito. Las AMM son un deporte tremendamente volátil, en el que un luchador que dominó el 99 % de la pelea puede perderla por nocaut o sumisión en los últimos segundos. Esto, combinado con cuotas muchas veces incorrectas, hace que apoyar ciegamente al favorito no sea lo mejor.

En las AMM de alto nivel no suelen verse enfrentamientos desparejos, ya que no se le da tanto valor a conservar el invicto, a diferencia de lo que sucede en el boxeo. Al momento de escribirse este artículo, los campeones reinantes de la UFC tenían un promedio de 3,46 derrotas, y por ejemplo Charles Oliveira y Glover Teixeira tenían siete y ocho, respectivamente. Sin dudas, esto se debe en parte a la paridad de los enfrentamientos que se programan en las AMM y en particular en la UFC.

Por ende, en casi todos los combates, los dos luchadores tienen verdaderas posibilidades de ganar, y entonces apostar a uno de ellos solo porque es el favorito no sería lo ideal.

5. Estrategias de apuestas para las AMM     

Previamente hablamos de que la precisión de las cuotas y los límites para las apuestas cambian al acercarse el combate, lo cual da lugar al empleo de diferentes estrategias. Ese es solo un ejemplo de las diferentes opciones que existen al apostar en las AMM. Los mercados de proposición, como el de «Más/Menos de X asaltos» o el de «Método de victoria», le permiten hacer apuestas que no se limiten a la típica línea de dinero. Los mercados de «Método de victoria» pueden ser muy provechosos si usted considera que un luchador solo tiene una manera de ganar, por ejemplo por nocaut o nocaut técnico.

Un caso sería el del combate de UFC 265 entre Derrick Lewis y Cyril Gane por el título interino de los pesados. Se sabía que Gane era mucho más talentoso y completo, pero Lewis era capaz de noquear con un solo golpe. Por eso, era muy poco probable que Lewis se impusiera por puntos o por sumisión, y entonces quienes pensaban que ganaría consiguieron mucho mejores cuotas en los mercados de proposición.

En este caso, «Lewis por nocaut o nocaut técnico» quizás fuera la mejor opción, pero en otros combates quizás convenga apuntar a «Más/Menos de» o apostar a si la pelea se definirá por puntos o no. Por ejemplo, en una muestra de 210 peleas femeninas de peso mínimo (115 libras), la definición fue por puntos en 140 ocasiones, lo que representa un asombroso 67 %.

Los mercados de «Método de victoria» pueden ser muy provechosos si usted considera que un luchador solo tiene una manera de ganar.

En cambio, en 739 peleas de peso pesado, la definición fue por puntos apenas en 192 ocasiones, el 25,9 % de las veces, y el tipo de victoria más común fue por nocaut o nocaut técnico. Al saber esto, los aficionados pueden apostar a que su luchadora se imponga por puntos en las peleas femeninas de peso mínimo, o a que su luchador de peso pesado gane por nocaut o nocaut técnico, en lugar de optar por las cuotas inferiores que brinda la línea de dinero. A su vez, si no lo convence ninguno de los dos luchadores, quizás sea atractivo apostar a que la pelea se decida por puntos. 

Hasta aquí hemos hablado siempre de las apuestas antes de los combates de AMM, pero también se puede apostar durante la pelea. Esto le permite evaluar el trámite de la pelea antes de apostar y además le permite aprovechar los cambios, muchas veces grandes, que se dan en las cuotas. Un ejemplo sería esperar hasta el final del primer asalto para apostar a un luchador que cree que terminará bien el combate, quizás apostando a que se imponga en el segundo o tercer asalto, o por decisión del médico cerca del final.

Si el primer asalto se da como usted esperaba, podría acceder a una cuota superior a la disponible antes del inicio del combate. Si un luchador está superando sus expectativas o se lo ve más cansado de lo normal, puede usar esta información al apostar durante la pelea.

No obstante, si bien la volatilidad de las AMM genera grandes fluctuaciones en las cuotas, también hay que ser muy rápido para reaccionar y apostar con decisión cuando uno crea que corresponda.        

Más información sobre las artes marciales mixtas

En nuestros Recursos de apuestas, encontrará más información y artículos sobre las AMM, incluidos análisis preliminares detallados de las próximas peleas de la UFC.

Si desea llevar a la práctica lo aprendido hoy, consulte en Pinnacle las cuotas más recientes de todas las próximas peleas de AMM.

Escuche Pinnacle Podcast en SoundCloud para informarse antes de apostar en los combates de AMM

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.