close
sep 20, 2016
sep 20, 2016

El papel de la irregularidad en la Ryder Cup

El papel de la irregularidad en la Ryder Cup
La regularidad es la principal cualidad a la hora de evaluar el valor de un jugador, pero la Ryder Cup y su formato ponen patas arriba todo lo que sabías sobre cómo pronosticar los ganadores. Sigue leyendo para averiguar por qué los golfistas poco fiables tienen más probabilidades de hacerlo bien en la Ryder Cup que los golfistas con un historial consistente.

Lo primero que se debe considerar al apostar al ganador de un torneo de golf es el formato de la competición. Los dos principales formatos de juego del golf son stroke play y match play. Antes de decidir dónde apostar tu dinero, resulta vital conocer las diferencias entre estas dos modalidades.

En stroke play, los golfistas acumulan golpes y gana el jugador con el menor número de golpes. Esto significa que una mala actuación en un hoyo, por ejemplo siete golpes en un par cuatro, puede destruir por completo las oportunidades de victoria de un jugador.

Por otra parte, en match play cada hoyo se juega por separado. El jugador con el menor número de golpes en un hoyo gana ese hoyo en particular y el ganador del partido será el jugador con el mayor número de hoyos ganados. Por tanto, una mala actuación en un hoyo es menos importante. Si un jugador acaba el hoyo con tres golpes, no importa si el otro acaba con cuatro golpes o con 24.

El formato de la Ryder Cup

Mientras la mayoría de los torneos de golf se juegan según la modalidad stroke play en 72 hoyos, en la Ryder Cup, que enfrenta a Europa y Estados Unidos, se juegan 28 partidos con formato match play en 18 hoyos entre los golfistas seleccionados para formar los dos equipos de doce jugadores. 

Aunque un jugador impredecible sea peor cuando juega partidos individuales contra un oponente consistente, en los partidos de cuatro bolas los jugadores impredecibles son claros favoritos al enfrentarse a un equipo con un historial consistente.

Una característica particular de la Ryder Cup es que se disputan cuatro partidos de cuatro bolas durante los dos primeros días, en los que dos golfistas de cada equipo compiten directamente entre sí. Cada golfista juega su propia bola durante el partido, con cuatro bolas en juego en todo momento. El ganador se determina comparando a los miembros del equipo con menor puntuación.

Debido precisamente a esta característica, apostar en la Ryder Cup requiere un enfoque diferente. Mientras que una actuación irregular representa una terrible desventaja en los torneos disputados bajo la modalidad stroke play, la estadística demuestra que en este formato de golf cuanto más irregulares sean los jugadores más probabilidades tienen de ganar el torneo. 

El efecto de la regularidad en el golf

En su libro “Matemáticas y juegos de azar”, John Haigh investiga cuánta ventaja puede proporcionar el rendimiento irregular a un equipo. Para medir su modelo, supone que en cualquier hoyo un jugador consigue un eagle, un birdie, un par o un bogey, e introduce dos jugadores. El jugador A obtiene resultados muy consistentes mientras que el jugador B es más irregular. La siguiente tabla muestra sus respectivos rendimientos para cada tipo de resultado.

 

Eagle

Birdie

Par

Bogey

Jugador A (consistente)

5 %

10 %

80 %

5 %

Jugador B

(impredecible)

10 %

20 %

40 %

30 %

Basándose en los datos anteriores, podemos evaluar qué ocurrirá en un partido individual entre ambos jugadores examinando cada combinación de resultados. Las matemáticas sugieren que el 36 % de las veces ambos jugadores consiguen el mismo resultado; el jugador consistente (A) gana alrededor del 35,5 % de los hoyos y el jugador impredecible (B) gana aproximadamente el 28,5 % de los hoyos, lo que proporciona al jugador consistente (A) una ventaja pequeña pero consistente sobre el jugador impredecible.

Por qué los partidos de cuatro bolas favorecen a los golfistas poco fiables

Por otra parte, ¿cómo cambia la situación cuando dos jugadores consistentes se enfrentan a dos jugadores impredecibles? La distribución del mejor resultado en cualquier hoyo para cada equipo se calcula en la siguiente tabla:

 

Eagle

Birdie

Par

Bogey

Dos jugadores consistentes (A)

9,75 %

18 %

72 %

0,25 %

Dos jugadores impredecibles

19 %

32 %

40 %

9 %

Lo que se hace inmediatamente evidente es el drástico descenso en el número de bogeys de los jugadores impredecibles, que pasa del 30 % a solo el 9 %, y el anterior rendimiento de 40 % al par.

Los cálculos demuestran que el equipo impredecible gana el 41 % de los hoyos, habrá un empate en el 36 % y el equipo consistente gana únicamente el 23 % de los hoyos.

Aunque un jugador impredecible sea ligeramente peor cuando juega partidos individuales contra un oponente consistente, en lo que respecta al trabajo en equipo, los jugadores impredecibles son los claros favoritos a la victoria al enfrentarse a un equipo con un historial consistente.

Con dos derrotas en las tres últimas ediciones disputadas como local, ¿es el equipo de Estados Unidos lo suficientemente impredecible como para detener su declive en el Hazeltime National Golf Club de Minnesota este septiembre?

Consigue las mejores cuotas de la 2016 Ryder Cup en Pinnacle, la casa de apuestas definitiva con los límites más altos y los márgenes más bajos.

 

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.