nov. 11, 2020
nov. 11, 2020

¿Qué es el dutching? Explicación de la estrategia de "apostar por todo lo demás"

¿Cómo funciona el dutching?

Dutching: cómo calcular una apuesta

Dutching como herramienta de cobertura

Calculadora de dutching

¿Qué es el dutching? Explicación de la estrategia de "apostar por todo lo demás"

El dutching es una de las estrategias de apuesta menos conocidas que hay. Esto se debe a que se contradice con el enfoque más común de elegir la opción que ofrezca más valor y, en lugar de eso, distribuye el riesgo entre varios resultados. ¿Qué es el dutching y cómo funciona? Continúe leyendo para averiguarlo.

Generalmente, el proceso de apostar es muy simple: hay un evento con varios posibles resultados y se atribuyen cuotas a cada uno de ellos. Un apostador elige el resultado por el cual cree que hay una ventaja (o simplemente el que más le gusta) y hace sus apuestas.

Ya está, ¡se terminó el artículo!

Bueno, existen algunos casos en los cuales no hay un solo resultado por el que se prefiere apostar. Tal vez el apostador desea distribuir el riesgo entre varios resultados, apostar en contra de un resultado en particular, o cubrir su posición en una apuesta anterior. El dutching es una técnica que se usa para apostar por varios resultados al mismo tiempo, de forma tal que el beneficio de cualquiera de estos resultados sea el mismo. Al hacer dutching, la probabilidad de ganar una apuesta es mayor, pero las ganancias potenciales son menores, ya que la apuesta tiene que dividirse entre todos los resultados.

¿Cómo funciona el dutching?

Supongamos que hay una carrera de cuatro caballos, y cada caballo tiene cuotas de 10,0, 6,0, 3,0 y 2,2, respectivamente. Lo primero que tiene que ver el apostador es si hay mejores cuotas en otro lado; por ejemplo, puede ser que el caballo con cuotas de 10,0 se ofrezca a cuotas de 12,0 en otro lado. Esa pequeña investigación podría ayudarlo mucho en cuanto a ganancias potenciales.

Luego, el apostador puede ver si hay una oportunidad de arbitraje al usar las mejores cuotas de 12,0, 6,0, 3,0 y 2,2. Si las cuotas son demasiado altas, puede lograr una ganancia sin riesgos. Sin embargo, en la práctica, no es tan probable encontrar una oportunidad de arbitraje, ya que los bots comerciantes lo captarán rápidamente si existe.

A partir de ahí, las cuotas decimales pueden traducirse a probabilidades implícitas si se encuentra su inverso. Por ejemplo, el caballo con cuotas de 3,0 tiene una probabilidad implícita de un tercio de posibilidades de ganar. La suma de las probabilidades implícitas es generalmente más alta que el 100 %, y las probabilidades en exceso se definen como margen u overround. En este ejemplo, el margen es de 3,79 %; por lo tanto, no hay oportunidades de arbitraje.

Supongamos que el apostador desea apostar a dos de los menos favoritos; por ejemplo, los caballos con cuotas de 12,0 y 6,0. Si apuesta €1 a cada caballo, lograría una ganancia en caso de que cualquiera de los dos caballos ganara, pero ganaría más si gana el caballo con cuotas de 12,0.

La pregunta es: ¿cuánto debería apostar en cada caballo para recibir el mismo beneficio sin importar cuál de los dos gane? En este caso, es sencillo notar que la apuesta del caballo con cuotas de 6,0 debe ser el doble de la apuesta del caballo con cuotas de 12,0, ya que las apuestas de €1 y €2 en los caballos con cuotas de 12,0 y 6,0 darán como resultado €12 en ganancias, y €12 menos €1 menos €2 es igual a €9 de ganancias si cualquiera de los dos caballos gana.

Los casos que solemos tener a mano no suelen ser tan simples, pero por suerte podemos usar una sencilla ecuación para calcular cómo dividir las apuestas para lograr el mismo efecto.

Dutching: cómo calcular sus apuestas

La proporción de la apuesta total debe ser la razón de la probabilidad implícita de cada resultado dividida por la suma de las probabilidades implícitas de la cartera de dutching. Parece un trabalenguas, así que vayamos paso a paso.

  1. Decida qué resultados estarán incluidos en la cartera.
  2. Encuentre la probabilidad implícita de cada uno de los resultados.
  3. Sume las probabilidades.
  4. La razón de la apuesta total es la probabilidad implícita de cada resultado dividida por la suma del paso 3.

Por ejemplo:

  1. Si uno está creando una cartera de dutching al apostar por caballos con cuotas de 12,0, 6,0 y 2,2;
  2. las probabilidades implícitas son 1 cada 12,0, 1 cada 6,0, y 1 cada 2,2 respectivamente;
  3. y la suma de las probabilidades implícitas es de 0,7046.
  4. La proporción de la apuesta que debe hacer a cada caballo es de (1/12)/0,7046 = 11,83 %, (1/6)/0,7046 = 23,66 % y 64,52 %.

En este caso, si la apuesta total es de €10, entonces puede apostar €1,18, €2,36 y €6,45 por cada caballo y, si cualquiera de estos caballos gana, el apostador recibiría aproximadamente €14,19, lo que da una ganancia de €4.

Es importante notar que una cartera de dutching no es posible si la suma de las probabilidades implícitas es de más de uno para los resultados a los que se hizo dutching. En este caso, incluso si uno de los resultados se cumple y gana una de las apuestas, el apostador solo recibiría parte de su apuesta, por lo que sería una pérdida garantizada.

También puede usar la calculadora que desarrollamos para que pueda crear una cartera de dutching y que se encuentra a continuación. Tenga en cuenta que la aplicación puede hacer cálculos de una cartera de dutching de hasta cinco resultados y excluye automáticamente las cuotas de cero o menos (ya que no son posibles y no deberían darse en una apuesta de la vida real).

¿Cuáles son las alternativas al dutching?

Si las selecciones dentro de la cartera de dutching incluyen todos los resultados menos uno, tal vez se podría considerar la posibilidad más sencilla de apostar en contra del riesgo (apuesta Lay) a ese resultado en un intercambio de apuestas. Apostar en contra del riesgo (o apuesta Lay) significa apostar contra un evento; básicamente, sería actuar como corredor. El proceso de hacer una apuesta Lay generalmente incluye una comisión sobre las ganancias del intercambio de apuestas.

Si se asume una comisión estándar del 5 % y cuotas Lay de 3,75 en el caballo destacado (con cuotas de 3,0 en el resto del mercado)*, la cartera de dutching es mejor que la opción Lay. (Nota: las cuotas Lay deben ser más altas o iguales a las cuotas Back, o debe haber una oportunidad de arbitraje, tal como mi coautor y yo mostramos en un artículo académico disponible para quienes estén suscritos).

Para ganar €4,19 después de la comisión, el apostador debería arriesgar €12,39 (4,19/(1 - 0,05) × (3,7 - 1)) en la apuesta Lay, que es mayor que la selección dutching de €10. De hecho, parece que la única forma en que las posiciones serán iguales es si el apostador puede apostar en contra del riesgo con cuotas de 3,27 ((10 ÷ 4,19/(1 - 0,05)) +1). Esto puede no estar disponible en el mercado.

El objetivo del artículo no es desarrollar la matemática de esta sección, pero los cálculos del ejemplo se muestran a continuación. Sin embargo, el objetivo sí es destacar que las apuestas Lay no siempre son la mejor opción y que el dutching a veces puede ser mejor, especialmente si el corredor tiene márgenes bajos o si el intercambio de apuestas tiene comisiones altas.

Dutching como herramienta de cobertura

En un artículo académico reciente, mi coautor y yo mostramos las matemáticas detrás de la cobertura de una apuesta mediante una cartera de dutching o una apuesta Lay en un intercambio. Es gracias a Pinnacle que todos pueden acceder a este artículo, ya que Pinnacle patrocinó la tarifa Open Access, de tal forma que no quedara disponible solo mediante pago o únicamente para académicos.

Es importante asegurar que la técnica de dutching garantice una ganancia.

Para mostrar un ejemplo sencillo, consideremos nuevamente la misma carrera de cuatro caballos (las mejores cuotas: 12,0, 6,0, 3,0 y 2,2). Usted apostó €10 a cuotas de 3,0, por lo que recibiría un pago potencial de €30 si ganara ese caballo (una ganancia de €20). Ahora las cuotas cambiaron y ese caballo es el favorito, por lo que las cuotas de los cuatro caballos pasaron a ser de 20,0, 10,0, 1,5 y 3,0. Ahora puede apostar por los otros tres caballos, de tal forma que podrá tener una ganancia total, sin importar qué caballo gane.

Hacemos algunas proposiciones en el artículo, pero la proposición principal relacionada con este artículo es que solo es posible lograr una ganancia si la diferencia en la probabilidad implícita del resultado por el que se apostó es mayor que el margen del mercado.

Como siempre, es mucho más fácil de explicar con un sencillo ejemplo (los lectores interesados pueden ver la Proposición X en nuestro artículo para ver el caso general). Las cuotas de la apuesta que hicimos cambiaron de 3,0 a 1,5, lo que significa que las probabilidades implícitas cambiaron de 33,33 % a 66,67 % (el inverso de 3 y 1,5). Es un cambio del 33,33 %.

El nuevo margen del mercado es de ((1 ÷ 20) + (1 ÷ 10) + (1 ÷ 1,5) + (1 ÷ 3) -1), que es equivalente a (0,05 + 0,1 + 0,67 + 0,33 - 1) o 15 %. Debido a que el primer porcentaje (33,33 %) es mayor que el segundo (15 %), es posible establecer una cartera de apuestas que resulte en ganancias cubiertas. Esta vez, en lugar de dividir una apuesta, consideramos que la apuesta sobre cualquier caballo debería generar un pago de €30, como la apuesta original. Así que las apuestas de €1,50, €3,00 y €10 se hacen con cuotas de 20,0, 10,0 y 3,0.

El cálculo de esto es simplemente el pago dividido por las cuotas (por lo que €30 dividido por las cuotas de 20,0 = €1,50). Esta técnica garantizaría un pago de €30 luego de apuestas totales de €10, €1,50, €3 y €10 para llegar a €24,50, por lo que tendría una ganancia cubierta de €5,50.

¿Qué pasa si las cuotas hubieran cambiado a 10,0, 7,0, 1,5 y 2,25 (es decir, un cambio no demasiado grande)? El margen del mercado sería de 35,39%, que es más alto que 33,33 %, lo que significa que no se puede hacer una cobertura dutching. De hecho, usar la misma analogía de intentar obtener un pago de €30 de cualquier resultado significaría hacer apuestas de €3, €4,29 y €13,33 con cuotas de 10,0, 7,0 y 2,25. Estas, junto a la apuesta original de €10, implicaría que cualquier resultado le daría una pérdida de aproximadamente 62 centavos.

Calculadora de dutching

Insertar las cuotas de la cartera de dutching:

  • hasta 5 cuotas usadas en este ejemplo

  • Haga clic en el botón para mostrar el número del campo de números. Las cuotas deben ser mayores a cero.

Este artículo presentó el dutching como concepto: no solo es útil para dividir el riesgo, sino que también puede usarse para apostar en contra de un evento. También proporcionamos algunos ejemplos de cómo crear una cartera de dutching. Este enfoque debe usarse para cubrir las apuestas si las cuotas cambian a su favor.

A los lectores que tengan un gusto por la matemática, tal vez les interese leer nuestro artículo, por lo que agradecemos a Pinnacle por haber hecho que esta información esté disponible.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.