jun 5, 2019
jun 5, 2019

Apostar como carrera profesional: nunca se debe tener un número

Cómo realizar un presupuesto para apostar como carrera profesional

¿Por qué las personas fallan cuando apuestan para ganarse la vida?

Pérdidas a corto plazo frente a ganancias a largo plazo

Apostar como carrera profesional: nunca se debe tener un número

Las personas que desean convertirse en apostadores a tiempo completo tienen que calcular cuánto dinero deben ganar por mes para vivir cómodamente. En su último artículo, Adam Chernoff explica por qué escoger y limitarse a un 'número mágico' no siempre es la mejor estrategia.

"Bien, mi salario es de $5000 por mes, mis gastos cotidianos son de $2300 y el salario de mi esposa es de $1800. Esto significa que, si renuncio a mi trabajo para apostar en los deportes, deberé ganar al menos $500 para mantenerme y otros $2000 para vivir cómodamente. Podría reunir $15 000 en un fondo de apuestas, lo que implica una ganancia de $500 mensuales; debo obtener una rentabilidad del 3 % como mínimo y cualquier valor superior será una bonificación".

Estoy seguro de que muchas de las personas que leen esto han pasado por un proceso similar en su mente en algún punto anterior. La idea de apostar en los deportes como carrera profesional es extremadamente seductora, pero dejar una oportunidad laboral estable para ganarse la vida con las apuestas no es algo que se recomienda.

Tener un número es uno de los principales motivos por los que muchas personas que tratan de ganarse la vida en el mercado de las apuestas fallan a corto plazo

Para quienes deciden dar el salto, lo primero que deben hacer es determinar "el número" para vivir cada mes.

La idea de determinar un número tiene sentido. La mayoría de las personas tiene un presupuesto equivalente al valor del dinero que se necesita para vivir cómodamente cada mes.

Gran parte de estas personas no consideraría dejar su empleo actual por uno que pague un salario inferior al número necesario para vivir confortablemente. Cuando se trata de considerar los ingresos de las apuestas, con frecuencia, se realiza la misma comparación.

El problema es que tener un número es más un perjuicio o anclaje que una meta. Tener un número es uno de los principales motivos por los que muchas personas que tratan de ganarse la vida en el mercado de las apuestas fallan a corto plazo.

Tener un número fuerza la acción

Los mercados de apuestas deportivas no siguen un calendario. Las oportunidades de apuestas no mejoran o empeoran según el momento del mes. Si un apostador está atado a un número y queda corto debido a las pérdidas, la tentación de forzar las apuestas a fin de mes para alcanzar la meta se torna real.

Si cada mes se requiere un objetivo para vivir, es casi imposible para cualquiera mantener la calma si se experimenta una variación negativa y se está por debajo de las expectativas del mes.

Elegir un número evita la maximización

Si un apostador tiene un número, estará siempre anclado a dicho número. La otra cara de forzar la acción es tornarse pasivo. No apostar lo suficiente puede ser mucho más perjudicial para el fondo de apuestas que apostar demasiado, y es mucho más fácil quedar expuesto.

 Si cada mes se tiene un objetivo monetario y los primeros días van bien con varias ganancias, ser pasivo y no maximizar las apuestas por miedo a deshacer los logros realizados y perder la meta ya alcanzada, a menudo, impedirá un mayor éxito.

Tener un número puede fomentar un falso sentido de recompensa

Está en la naturaleza humana esforzarse para alcanzar un objetivo y tener un gran sentimiento de realización. En las apuestas deportivas, un apostador puede realizar muy buenas apuestas, pero experimentar resultados deficientes.

En el lado apuesto, un apostador puede tener apuestas deficientes, pero mucha suerte. Si un apostador tiene un número, el éxito general determinará con qué frecuencia se alcanza dicho número.

Si puede trabajar para centrar la energía en el proceso y sus ventajas, nunca más deberá pensar en ese número.

Esta es una forma simple de caer en el falso sentido de recompensa y segura de quitar el foco del proceso de la apuesta.

Desafortunadamente, no tener un número es un gran desafío para la mayoría de los apostadores nuevos. Cuando comencé a apostar, cada mes estaba ligado a un número. Me volvía completamente loco estar atado emocionalmente a los resultados de mis apuestas.

Me llevó varios años llegar a no pensar en el número y centrarme en el proceso de la apuesta para identificar las ventajas. Si están en el mismo lugar, puedo asegurarles que no es fácil.

Pero si pueden trabajar para centrar la energía en el proceso y sus ventajas, nunca más deberán pensar en un número. 
Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.