abr. 16, 2020
abr. 16, 2020

La heurística y las apuestas

Heurística: reglas generales de uso común

Tipos comunes de reglas heurísticas

La falacia de la mano caliente

La heurística y las apuestas

Muchos apostadores confían en sus instintos sin darse cuenta de que basarse en reglas generales de uso común, que en la psicología se conocen como reglas heurísticas, pueden hacerles tomar malas decisiones. Continúe leyendo para descubrir cuáles son las reglas heurísticas más comunes y cómo puede evitarlas.

Hay una muy buena razón por la que confiamos en las reglas heurísticas, la evolución. Cuando nuestros ancestros se enfrentaban a problemas complejos que ponían en peligro sus vidas, no tenían tiempo de analizar la situación y por eso desarrollaban métodos rápidos. Los que funcionaban se transmitían de generación en generación, y aún confiamos en ellos, a menudo cuando no deberíamos hacerlo.

Las reglas heurísticas más comunes

  • Anclaje

La heurística de anclaje afecta la capacidad de las personas para calcular el número más probable de elementos de un cierto tipo o el valor más probable en una secuencia.

Ejemplo: a un grupo de personas se les pide adivinar el porcentaje de países africanos en las Naciones Unidas. Antes de responder, presencian un proceso aleatorio que produce un número (el ancla) y luego se les pregunta si el porcentaje de naciones africanas está por encima o por debajo del ancla. Luego indican cuántos países africanos creen que forman parte de las Naciones Unidas. Los cálculos se aproximarán al ancla a pesar de que los participantes saben que es un número aleatorio.

Sin percatarse, las personas anclan sus cálculos a un punto totalmente arbitrario. Se cree que esto sucede porque el ancla se considera una hipótesis válida, un punto de partida del que la persona se resiste a alejarse demasiado.

Este fenómeno se aprovecha mucho en el marketing y es muy pertinente para las apuestas. Los apostadores deben estar atentos a la redacción de las apuestas y darse cuenta cómo los hándicaps y el valor de los márgenes influirán en sus decisiones, incluso sin que se percaten.

  • Sesgo de disponibilidad

El sesgo de disponibilidad demuestra la tendencia de las personas a asignarle una mayor importancia a los eventos que causan la mayor impresión o que son más fáciles de recordar.

«Desde la perspectiva de las apuestas, hay que ser precavido al asignarle una importancia excesiva a los resultados más recientes o fáciles de recordar».

Los ejemplos de esto incluyen la manera en que las personas sobrestiman el riesgo asociado con eventos dramáticos y traumáticos como los ataques terroristas o los terremotos. Las ventas de seguros contra terremotos suben inmediatamente después de que ocurren, a pesar de que el riesgo se reduce drásticamente. En este sentido, las personas están dispuestas a pagar una prima más alta para cubrirse por una muerte a raíz de un acto de terrorismo que por una muerte por cualquier otro motivo (que obviamente incluye el terrorismo).

Desde la perspectiva de las apuestas, hay que ser precavido al asignarle una importancia excesiva a los resultados más recientes o fáciles de recordar. Pregúntese si le resulta más fácil recordar un empate 0 a 0 o un partido con muchas anotaciones.

Probablemente recuerde más el partido con muchas anotaciones, pero eso no quiere decir que sea más probable. En el fútbol, los apostadores suelen sobrestimar la frecuencia de eventos como las tarjetas rojas y los tiros de esquina porque son importantes y fáciles de recordar. Esto tiene un impacto en la probabilidad percibida y el comportamiento de las apuestas.

Está vinculado con un fenómeno común en el que los apostadores se inclinan por «más de» en los mercados de totales porque el sesgo de disponibilidad hace que concluyan erróneamente que el evento en cuestión es más probable de lo que en realidad es.

  • Diversificación

Esta regla heurística describe cómo las personas suelen demostrar mayor diversidad cuando deben tomar varias decisiones a la vez que cuando las toman de manera secuencial.

Ejemplo: cuando se les pide a las personas que elijan cinco chocolates de una caja con una cantidad idéntica de variedades, toman decisiones más diversificadas que cuando hacen cinco elecciones de manera secuencial.

En el mundo de las apuestas, los jugadores suelen invertir más cuando la oportunidad parece estar más diversificada. Un buen ejemplo de esto sería apostar al empate y a favor del equipo visitante en función de la percepción de que son apuestas más diversificadas, en vez de simplemente apostar a favor del equipo local. Sin embargo, no existe una razón lógica para apostar más, a menos que el valor esperado sea mayor.

  • Aumento del compromiso o costo irrecuperable

Esta regla heurística describe cómo las personas se sienten forzadas a justificar un compromiso mediante el incremento de la inversión acumulada a pesar de que el costo futuro posible supera al beneficio posible.

«Las personas suelen creer que las secuencias cortas de eventos aleatorios representan otras más largas».

Esto se suele describir como «tirar el dinero». Un ejemplo de esto es quedarse viendo hasta el final una película que no está disfrutando solo porque ya invirtió tiempo y dinero para verla, y por lo tanto, está decidido a justificar esa inversión.

Desde la perspectiva de las apuestas, esto puede observarse cuando los apostadores insisten en una apuesta con altas probabilidades de producir grandes costos en vez de aceptar una pérdida inmediata pero más baja. En estas situaciones, las personas suelen demostrar una determinación irracional para justificar la decisión original en vez de reducir sus pérdidas.

  • Representatividad o la falacia del apostador

Las personas suelen creer que las secuencias cortas de eventos aleatorios representan otras más largas, e ignoran el hecho de que estos eventos son estadísticamente independientes.

Ejemplo: la falacia del apostador, también conocida como la falacia de Montecarlo en honor a lo ocurrido en 1913, cuando el negro salió 26 veces seguidas en una mesa de ruleta del casino de Montecarlo. Luego de la decimoquinta vez que salió el negro, los apostadores se amontonaron sobre el rojo, ya que asumían que las probabilidades de que salga nuevamente el negro eran ínfimas. Esto demuestra la creencia irracional de que la ronda anterior influye en la siguiente.

La falacia del apostador está estrechamente relacionada con la falacia de la mano caliente, la creencia en la buena y mala suerte. Cuando alguien experimenta lo que parece ser una secuencia atípica de eventos, deduce que tiene un significado especial (p.ej., estoy en una buena racha, estoy teniendo mala suerte).

Esto se conoce como falacia de la mano caliente desde que un estudio de los años ochenta sugirió que un jugador de baloncesto que consigue anotar no tiene más probabilidades de anotar en el siguiente lanzamiento solo por el éxito inicial.

Esto es particularmente relevante cuando se apuesta en juegos de azar como la ruleta, la lotería y los juegos de dados.

Los humanos no somos máquinas, intentamos ser racionales, pero a menudo nuestros instintos se interponen. Esto puede ser costoso para los apostadores, así que deben intentar ignorar lo que dicen sus instintos tanto como sea posible, a menos que sea hora de almorzar.

Si este artículo le resultó interesante, le recomendamos seguir leyendo contenido de Daniel Kahneman y Amos Tversky (difunto). A ambos se les atribuye un trabajo revolucionario en el campo de los sesgos cognitivos, y Kanheman ganó el Premio Nobel de Economía en 2002 a pesar de no ser economista.

Su libro «Pensar rápido, pensar despacio», uno de los más vendidos, resume una gran parte de su trabajo y será una revelación para toda persona interesada en cómo las personas manejan las decisiones basadas en riesgos en situaciones de incertidumbre. Esto es exactamente lo que sucede en las apuestas.

Si le gustó este contenido, pueden interesarle los artículos de psicología de las apuestas de Pinnacle.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.