abr. 21, 2020
abr. 21, 2020

La ilusión de control

La necesidad de control

La influencia de la decisión personal

Información peligrosa y los cuasi fracasos

La ilusión de control

Las personas tienden a sentir erróneamente que tienen el control en situaciones que por naturaleza son aleatorias, incontrolables o impredecibles. Esta ilusión de control es especialmente relevante en las apuestas, y por ello los apostadores deberían comprenderla y cuidarse de ella. Siga leyendo para descubrir cómo hacerlo.

La necesidad de control

Parecemos estar programados para buscar causalidades (encontrar correlaciones donde no las hay), y nos cuesta creer que los eventos sean independientes. Los cavernícolas tenían una comprensión muy limitada sobre la mecánica de la complejidad del entorno, por lo que buscaban con desesperación deducir la causa o consecuencia de las acciones en eventos que eran casuales o simplemente demasiado complicados de entender. La superstición y los rituales surgieron como formas de sentir que de alguna manera se tenía el control, y hoy en día sigue siendo muy evidente.

Algunos experimentos fascinantes permiten ilustrar este comportamiento en el reino animal, y uno de los más famosos es el que llevó a cabo el psicólogo B. F. Skinner, de la Universidad de Harvard.

En 1948, Skinner colocó recipientes con comida a intervalos cronometrados dentro de la jaula de una paloma. La paloma no tenía influencia en la frecuencia con la que se la alimentaba. Sin embargo, cualquier comportamiento que tuviera en el momento en que ingresaba la comida (mover la cabeza, darse vuelta) lo entendía como el responsable de la aparición del alimento. Cada una de las palomas desarrolló un ritual único que asociaba a la aparición de la recompensa.

Lo mismo ocurre con los seres humanos, que asociamos la sensación de control con varios rituales (por ejemplo, evitar cruzarse un gato negro o no pasar por debajo de una escalera). Hoy en día, esto sigue ocurriendo en espacios menos evidentes. Los estudios con agentes comerciales del mercado financiero, por ejemplo, indican que estos sienten cierto nivel de control sobre los sistemas aleatorios.

Los descubrimientos de Skinner lo llevaron a definir lo que él denominó «Condicionamiento operante», es decir, respuestas que reforzaron, castigaron o tuvieron un impacto neutral en el comportamiento. La decisión personal juega un papel muy importante en el refuerzo, y los juegos de casino son un excelente ejemplo de ello.

La influencia de la decisión personal

La mayoría de los juegos de casino son completamente aleatorios, y aun así los apostadores depositan una cantidad irracional de fe en su habilidad para controlar los resultados cuando logran reivindicar su decisión personal.

«Parecemos estar programados para buscar causalidades (encontrar correlaciones donde no las hay), y nos cuesta creer que los eventos sean independientes».

Esta tendencia se ilustra cuando los apostadores arriesgan más cuando son ellos los que tiran el dado en el craps o lanzan la bolilla en la ruleta. En ambos ejemplos, los apostadores demuestran una cantidad de fe irracional en su habilidad para controlar lo que en realidad es un resultado aleatorio, porque ponen en práctica la decisión personal en el proceso del juego. Esto también se delega, como ocurre cuando los apostadores se suman a las jugadas de otro que tiene una racha de suerte, alguien que parece tener todo particularmente bajo control.

La lotería proporciona otro ejemplo de la ilusión de control, ya que los jugadores depositan mucha fe en una posible victoria al apostar con sus propios números y no con los que genera una máquina al azar. Dado que el resultado es completamente aleatorio, las probabilidades de tener éxito también lo son.

Es más, las selecciones aleatorias de la lotería con frecuencia aumentan las posibles ganancias debido al uso habitual de las fechas de nacimiento para los números. Si bien las probabilidades de ganar son las mismas, la probabilidad de compartir el premio aumenta cuando las selecciones se inclinan por los números del 1 al 31, y esto disminuye el posible monto a recibir.

En los ejemplos del casino, los comportamientos que llevaron al éxito (cómo se lanzó la bolilla, el ritual involucrado) se reforzarán, mientras que los que llevaron a la derrota son más propensos a generar una respuesta negativa, y esto reduce la tendencia a repetirlos.

No obstante, dado que la vida y las apuestas no pueden simplemente reducirse a definiciones limitadas de éxito y fracaso (y lo que los causa), la posibilidad de reforzar el comportamiento de modo irracional es enorme.

Información peligrosa y los cuasi fracasos

Seguramente haya oído la expresión «la escasez de información puede ser muy peligrosa». Esto es especialmente cierto en el mundo de las apuestas, en donde la sensación de poder al tener cierto grado de conocimiento sobre un equipo, deporte o evento genera una percepción exagerada de entendimiento y habilidad predictiva.

Cuando esto deviene en éxito, aunque no sea necesariamente como se esperaba, los apostadores tienden a actualizar la lógica de sus elecciones para que coincida con lo que ocurrió, y de esta manera se produce el refuerzo antes mencionado y la ilusión de control.

Ocurre lo mismo con los cuasi fracasos, ya que los apostadores toman como estímulo suficiente el hecho de casi haber ganado para reforzar su comportamiento. Como resultado, siguen adelante con lo que creen que es un enfoque válido cuando en realidad lo más probable es que no haya ningún tipo de correlación.

Algunas cuestiones que debemos tener en cuenta para mitigar este efecto es aceptar que no tenemos el control cuando se trata de resultados aleatorios, las pruebas son limitadas y las hipótesis están claramente definidas una a la vez, además de no tomar los consejos sobre apuestas al pie de la letra. También debemos tratar de diferenciar entre señal y ruido siempre que sea posible.

Tal como sucede con la superstición, la asociación patológica de ciertos comportamientos y los resultados en las apuestas lamentablemente es difícil de resistir porque se trata de conductas programadas. La clave para los apostadores es ser lo más disciplinado posible al sacar conclusiones de su historial en las apuestas, y reservar ese par de «pantalones de la suerte» para ir a bailar.

Si le gustó este contenido, puede interesarle leer los artículos sobre la psicología de las apuestas de Pinnacle.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.