Hambriento por una apuesta: ¿El hambre ayuda a lidiar con la incertidumbre?

Hambriento por una apuesta: ¿El hambre ayuda a lidiar con la incertidumbre?

¿Cuál es la hipótesis del marcador somático? ¿Las emociones impactan en las decisiones? ¿El hambre ayuda a lidiar con la incertidumbre? Jonathan Brycki explora la intersección de la psicología y la fisiología humana en la toma de decisiones.

En esencia, el juego es una tarea de tomar decisiones basadas en valores que involucran situaciones con resultados inciertos. Comprender y calcular el riesgo es clave para determinar si la distribución potencial de resultados vale su apuesta.

¿Por qué algunas personas son mejores que otras para tomar decisiones bajo incertidumbre? En un contexto de apuestas, a menudo las decisiones son abrumadoramente complejas. Por lo tanto, se otorga una ventaja a aquellos con aritmética superior, pensamiento probabilístico, buena memoria y, en algunos casos, dominio del conocimiento. De una forma u otra, estos factores son habilidades cognitivas aprendidas (o que se pueden aprender). Pero, ¿qué pasa con los factores no aprendidos?

La ilusión de control

Si bien la ilusión de control motiva la creencia de que los humanos tenemos el control de casi todo, esta falacia a su vez hace que a menudo pasemos por alto tanto la aleatoriedad inherente como los factores que creemos que están fuera de nuestra línea de influencia directa.

La investigación de varios de estos factores que generalmente operan por debajo de nuestra conciencia, pero que pueden afectar nuestras complejas facultades de toma de decisiones, ha revelado algunos resultados interesantes.

Este artículo toma un camino ligeramente diferente a los que he escrito antes, explorando la intersección de la psicología y fisiología humana, y la toma de decisiones. Si bien no menciono las cuotas o los deportes, creo que parte de la investigación realizada en el campo es interesante y definitivamente aplicable en algunos sentidos para apostar en los deportes.

La hipótesis del marcador somático

La corteza prefrontal en el lóbulo frontal del cerebro tiene la tarea, entre otras cosas, de tomar decisiones complejas. En un estudio se demostró que las personas con daños en la corteza prefrontal tenían una deficiencia grave en la toma de decisiones, en referencia a su bajo rendimiento en la prueba Iowa Gambling Task. Este déficit en la toma de decisiones se observó a pesar de las funciones intelectuales normales.

Iowa Gambling Task es un juego simple donde los participantes son evaluados en su toma de decisiones en condiciones de incertidumbre. Si usted quiere probarlo, puede hacerlo en línea. Omita el siguiente párrafo si desea probarlo más tarde.

En la prueba Iowa Gambling Task los participantes se enfrentan a cuatro mazos de cartas boca abajo y tienen la tarea de seleccionar un mazo a la vez para revelar la primera carta. Cada carta recompensa al jugador, otorgándole dinero, o castiga al jugador, deduciendo dinero de sus fondos iniciales de $2.000.

El objetivo es ganar tanto dinero como sea posible o perder lo menos posible. Desconocido para el jugador, en dos de los mazos, aunque las recompensas son más altas, los castigos en realidad superan a las recompensas. Por el contrario, en los otros dos mazos las recompensas superan los castigos (a pesar de que las recompensas son más bajas).

En el artículo que mencioné anteriormente, los investigadores descubrieron que las personas con daño en la corteza prefrontal frontal eran insensibles a las consecuencias futuras, positivas o negativas, y son efectivamente ajenas al futuro. En cambio, se guían principalmente por las perspectivas inmediatas y no muestran una capacidad de aprender de sus errores al tomar decisiones en condiciones de incertidumbre. Otro estudio descubrió que incluso en condiciones de certeza, las personas con daño en la corteza prefrontal tenderán a emitir juicios deteriorados.

No hace falta decir que estos son rasgos no deseados al apostar, independientemente de a qué apueste. También se ha sugerido un déficit de decisión en personalidades psicopáticas y personas dependientes de drogas, incluida la cocaína y el alcohol, para obtener resultados paralelos de personas con daño en la corteza prefrontal. Es lógico, entonces, que la operación y la funcionalidad diferentes de esta área de cada uno de nuestros cerebros podrían influir significativamente en los resultados cuando jugamos.

La corteza prefrontal también se asocia con la expresión y la experiencia de la emoción. Al darse cuenta de la incapacidad correspondiente para pacientes con daño de la corteza prefrontal para expresar emoción, el neurocientífico Antonio Damasio propuso la hipótesis del marcador somático

Los marcadores somáticos son reacciones físicas del cuerpo que alertan al cerebro para recordar una situación pasada y el resultado correspondiente. Un ejemplo de una de estas reacciones físicas es un aumento en la conductancia eléctrica de la piel humana que ocurre en respuesta a ciertos estímulos, como una apuesta.

Con el tiempo, los marcadores somáticos como este se vinculan con los resultados de situaciones históricas y, a su vez, las decisiones futuras se ven influidas por la experiencia de la emoción recordada, especialmente cuando el proceso cognitivo se sobrecarga.

La hipótesis del marcador somático es distinta de la toma de riesgos pura. Los tomadores de alto riesgo sin daño del lóbulo frontal provocan una respuesta anticipada de conductancia de la piel al tomar una decisión incierta, mientras que aquellos con daño no lo hacen. Esto sugiere que la toma de riesgos y la toma de decisiones no están necesariamente vinculadas, como cabría esperar.

En términos más generales, la capacidad de tomar decisiones acertadas bajo incertidumbre puede no estar correlacionada con la aversión al riesgo. Un mejor jugador puede ser superior al anular la respuesta emocional cuando se enfrenta a la incertidumbre de decisión, en lugar de volver a procesos cognitivos más elevados. La hipótesis del marcador somático propone que los individuos hacen juicios no sólo mediante la evaluación de la gravedad de los resultados y su probabilidad de ocurrencia, sino también en términos de sus respuestas emocionales subconscientes.

El impacto de las influencias emocionales

¿Qué pasa con el corolario? ¿Puede la toma de decisiones estar sesgada por el estado emocional prevaleciente? La respuesta es sí, sin embargo, se debate si las emociones obstaculizan o ayudan en la toma de decisiones. La evidencia de emociones que obstaculizan la toma de decisiones incluye el efecto de juicio de congruencia del estado de ánimo, que explica que las personas tienden a recordar memorias (y, por lo tanto, tomar decisiones sesgadas basadas en estas memorias) que están asociadas con su estado de ánimo actual.

Por el contrario, algunos piensan que los sentimientos ayudan en el proceso de toma de decisiones mediante la atención consciente y la memoria de trabajo. Otra investigación ha demostrado un mejor procesamiento de decisiones en personas en ambos estados afectivos, positivo y negativo.

Varios otros estudios que examinan el efecto de las emociones en la toma de decisiones demostraron que no se trata tanto de qué sentimiento se está experimentando, sino más bien de cómo se lidia con ese sentimiento. Si puede experimentar la emoción conscientemente y atribuirla a la causa correcta, el potencial para la toma de decisiones sesgadas puede reducirse. Un estudio en particular mostró que los inversores del mercado de valores que experimentaron sentimientos más intensos tomaron mejores decisiones.

¿Puede el hambre ayudar con una apuesta?

Un artículo reciente proporcionó evidencia adicional de que los estados calientes (como la emoción o el hambre) pueden ayudar en la toma de decisiones complejas con resultados inciertos. El estudio examinó el efecto que tenía el hambre en el desempeño de las personas en la prueba Iowa Gambling Task. Los participantes hambrientos se desempeñaron mejor que sus contrapartes saciados.

Los investigadores sugirieron que las personas en ese estado caliente (hambre) pueden juzgar mejor el intercambio de recompensa de riesgo necesario para tomar una decisión compleja en condiciones de incertidumbre. De manera similar a los ejemplos anteriores, las investigaciones en este estudio vincularon esta conclusión a la mayor dependencia de la emoción para guiar la toma de decisiones cuando se tiene hambre.

Como puede estar comenzando a ver, los factores que afectan nuestra toma de decisiones podrían ser infinitos. Otra línea de investigación ha encontrado que las personas con un índice de masa corporal (IMC) más alto, un mayor porcentaje de grasa corporal y/o concentraciones más altas de leptina e insulina, tienen un peor desempeño en la prueba Iowa Gambling Task. ¿Quién hubiera pensado que la composición corporal también podría desempeñar un papel en la toma de decisiones complejas?

Tomar buenas decisiones en condiciones de incertidumbre depende de muchos factores. Sabemos con certeza cuáles son algunos de estos, especialmente aquellos que son cognitivos. Buena memoria, pensamiento probabilístico y comprensión del riesgo, por ejemplo.

Sin embargo, menos entendidos son factores que probablemente pasamos por alto, o aquellos que desconocemos por completo que podrían afectar la toma de decisiones. Estos factores incluyen la función de la corteza prefrontal, el estado emocional, el hambre y la composición corporal. Probablemente hay muchos más. En cualquier caso, cada vez que toma una decisión compleja bajo incertidumbre (por ejemplo, una apuesta), está al antojo de innumerables procesos, a menudo subconscientes, que afectan su capacidad para actuar de manera óptima.

Una conciencia sobre cómo los factores mencionados en este artículo pueden afectarlo puede permitirle explicar más fácilmente los posibles sesgos resultantes, en lugar de volver a procesos cognitivos más elevados que pueden mejorarse con el tiempo.

Si le gustó este contenido, puede estar interesado en los artículos de Psicología de las Apuestas de Pinnacle.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.