sep 14, 2020
sep 14, 2020

La incertidumbre en las apuestas: Lecciones del draft de la NBA

Predecir lo impredecible: LaMelo y Zion

Lecciones del draft de la NBA

La incertidumbre en las apuestas: Lecciones del draft de la NBA

El draft de la NBA se basa en los pronósticos de las franquicias sobre los prospectos del baloncesto. ¿Cuán eficaces son los expertos? ¿En qué momentos tienen dificultades? ¿Qué pueden aprender los apostadores al comparar sus pronósticos con los de quienes tienen un mayor acceso a la información? Continúe leyendo para averiguarlo.

El 16 de octubre de 2020, los directores generales de los 30 equipos de baloncesto más importantes se reunirán para hacer apuestas.

Apostarán sobre el futuro de las carreras de los jugadores, lo contrario a las apuestas deportivas tradicionales, que se realizan en mercados como el 1x2 o el hándicap. En la realidad, sin embargo, los procesos que intervienen en ambos casos no son muy distintos.

Al igual que en las apuestas deportivas, la selección de un jugador en el draft de la NBA es una cuestión de probabilidades. Al tener millones de dólares en la línea, analizar las probabilidades correctamente puede marcar la diferencia entre seleccionar a Jonny Flynn o a Stephh Curry.

Y si bien esta puede ser la razón por la que el draft de la NBA es un prospecto tan tentador, la pregunta es qué pueden aprender los apostadores con este evento

Grandes riesgos y la opinión de los expertos

Las franquicias de la NBA cuentan con equipos de analistas que se dedican a determinar la habilidad y el potencial de los jugadores jóvenes seleccionables. Toman decisiones que representan varios millones de dólares en plazos relativamente cortos.

Para hacerlo correctamente, cuentan con acceso a una amplia variedad de datos y conocimientos que superan en gran medida los de un fanático de baloncesto promedio. ¿Le suena familiar?

En algunos aspectos, las franquicias se encuentran en la misma posición que las casas de apuestas. ¿Podría un fanático de baloncesto promedio pronosticar la trayectoria de los jugadores elegidos en el draft de forma más precisa que un equipo de analistas profesionales? ¿Y un experto en baloncesto incipiente con una hoja de cálculo?

Es muy probable que no. Tal como sucede con las cuotas, que juegan en contra de los apostadores de un determinado mercado, ni el fanático más devoto del baloncesto podría derrotar a los profesionales.

¿Cuán hábiles son los expertos?

Los datos nos indican que la posición que ocupa un jugador en el draft proporciona un pronóstico razonable de su valor como jugador (calculado en función de la probabilidad de victoria añadida):

Fuente

La correlación entre la posición en el draft y la probabilidad de victoria añadida es escandalosa, en parte debido a la pequeña muestra que resulta de los pocos jugadores reclutados (Marc Gasol es el único responsable del 48.º periodo de elección). Sin embargo, los equipos suelen clasificar a los jugadores de forma correcta.

Aun así, esta correlación está muy lejos de tener la eficacia del mercado de apuestas. El tamaño de la muestra es un factor muy importante en esta cuestión, y sería lógico que a medida que se seleccionan más jugadores la correlación sea más clara. Sin embargo, es poco probable que el proceso de selección pueda ser alguna vez tan eficaz como las cuotas de las apuestas. ¿Cuál es la razón?

¿Por qué es tan difícil la selección?

Las franquicias de la NBA invierten millones en los procesos de selección, que incluyen cazatalentos y analistas entrenados para elegir al jugador ideal. ¿Por qué la selección es un prospecto tan difícil?

Debido a una gran cantidad de variables intangibles.

Las variables en juego al seleccionar un prospecto para la NBA son muchas, y generalmente son difíciles de medir. ¿Cómo funciona la mente de un jugador? ¿Su estructura física lo predispone a sufrir lesiones? ¿Cómo se adapta a una nueva ciudad y estilo de vida? Todas estas cuestiones se analizan antes que las aptitudes para el baloncesto.

Cuántas más variables hay para analizar y cuanto más abstractas son, más difícil es desglosarlas para calcular la probabilidad.

Periodo extenso

Tal como se indica en el libro Superforecasting, cuanto más lejano es un evento en el futuro, más difícil es calcular su probabilidad de forma precisa. El primer contrato de los jugadores seleccionados para la NBA es de dos a tres años de duración, algo que seguramente esperan que se extienda varios años (aunque para muchos esto no sucede).

Pronosticar cuál será el progreso de un jugador a lo largo de varias temporadas es más difícil que calcular la probabilidad de un equipo de ganar un partido único. No solamente hay más cantidad de variables sino que además son más difíciles de medir a largo plazo.

Incentivos y sesgos

Leslie Alexander, de los Houston Rockets, afirmó que el proceso de toma de decisiones que aplicaba su franquicia antes de contratar a Daryl Morey “no era muy bueno”. Según Leslie, los Rockets tenían acceso a todos estos datos y tecnología pero no los utilizaban de forma progresista.

El mismo Morey afirma que el sesgo del proceso de ese momento dependía mucho más de las entrevistas en persona y las corazonadas que de los puntos provenientes de datos objetivos.

Las partes interesadas dentro de las franquicias de la NBA tienen la presión de mantener el “statu quo” para conservar su trabajo. Las personas son reticentes a los cambios.

Esto se contrapone al mundo de las apuestas, en donde la negativa a adaptarse a procesos mejores generaría enormes pérdidas económicas para los apostadores o para las casas de apuestas. La diferencia en la eficacia de estas dos áreas radica, en gran medida, en esta cuestión.

Predecir lo impredecible: LaMelo y Zion

Entre los prospectos más importantes de este año se encuentra un jugador que ejemplifica muy bien la dificultad que implica el trabajo de los analistas de la NBA.

El camino de LaMelo Ball hacia el draft fue muy poco tradicional. Es un jugador base sumamente talentoso y con un gran potencial para controlar partidos en niveles altos, pero algunos lo consideran una carga defensiva con mecanismos de lanzamiento deficientes.

Hay tan poca información sobre LaMelo para compararlo con sus pares que es muy difícil para los analistas llegar a un acuerdo sobre sus probabilidades de éxito en la NBA. Un cazatalentos afirmó que seleccionar a este jugador como uno de los tres mejores era “una elección peligrosa”, mientras que otros creen que tiene muchos más aspectos positivos que cualquier otro prospecto.

Por ello, el valor de LaMelo para un equipo es altamente subjetivo. Esto es exactamente lo contrario a lo que ocurrió con la elección número uno del año pasado, Zion Williamson.

El camino de Zion hacia el draft fue mucho más tradicional y con métricas comparables a las de selecciones anteriores que podrían utilizarse para determinar su carrera en la liga.

Las apuestas en el baloncesto

Pinnacle no limita a los apostadores exitosos

Cuotas más recientes

Los únicos dos jugadores en obtener 500 puntos, 50 robos y 50 bloqueos en su primer año, además de Zion, fueron Kevin Durant y Anthony Davis, que juntos suman 17 participaciones en el Juego de las Estrellas.

En compañía de jugadores como estos, el rango de posibles resultados en la carrera de Zion se reduce notablemente. En general, los analistas concuerdan en que su piso era el de un jugador de reserva del Juego de las Estrellas y que su techo era el de un principiante.

Si comparamos esto con Ball, cuyo futuro podría proyectarse en algún lugar entre jugador de reserva y un genuino candidato al Jugador Más Valioso, entenderemos por qué razón las franquicias prefieren los prospectos fáciles de analizar como Zion.

LaMelo trae consigo mecanismos defectuosos, una ausencia total de estadísticas universitarias y un padre que ama ser el centro de atención, pero también un periodo productivo como jugador del peor equipo de la NBL y un alto CI en el baloncesto. Esta es una ecuación mucho más difícil de resolver que la de la superestrella universitaria Zion.

Las casas de apuestas y los analistas de la NBA

Zion cuenta con una pequeña variedad de resultados positivos y es más fácil calcular su probabilidad de éxito en la liga.

La razón por la que las franquicias de la NBA lo preferían es la misma por la que las casas de apuestas eligen tomar apuestas dentro del tipo de rango de probabilidad que presenta Zion. Cuando se juega un partido de la Premier League, se sabe cuáles son las verdaderas probabilidades, y esto hace que sea mucho más fácil establecer un margen y una ganancia.

Por otro lado, las apuestas del estilo de LaMelo son un poco más engañosas, ya que los posibles resultados son muy difíciles de definir. Esta puede ser, en parte, la razón por la que existe el sesgo improbable favorito.

Un margen más amplio en un mercado o selección más impredecible podría proteger a la casa de apuestas contra los errores de cálculo. Esto es lo que las franquicias de lujo de la NBA no tienen con LaMelo Ball.

¿Qué puede enseñarles esto a los apostadores?

Si las casas de apuestas crearan cuotas sobre las carreras de los jugadores de la NBA antes del draft, ¿qué esperarían encontrar?

Si bien las casas de apuestas probablemente buscarían resultados más detallados, como los que ofrece Zion Williamson, los apostadores que compiten con ellas seguramente querrían que las cosas sean un poco más difíciles de pronosticar.

Cuanto más amplia sea la variedad de variables y más profundo sea el impacto que tienen en los resultados reales, mejor será para el apostador, ya que hay más oportunidades de encontrar una ventaja pasada por alto.

Cuantas más variables integren el conjunto, más probabilidades habrá de que el mercado, y por extensión, la casa de apuestas, se equivoque al calcular la probabilidad.

Sin embargo, las casas de apuestas pueden intentar contrarrestarlo al aplicar márgenes más amplios en estos mercados.

Lecciones del draft de la NBA

Al analizar una apuesta, es recomendable determinar con qué información nueva contamos y cómo puede ayudarnos a definir las probabilidades de forma más precisa que los expertos. ¿Hay algo que sepamos y que el resto no?

Si hay algo que podemos aprender del draft de la NBA, es que incluso los expertos tienen dificultades al hacer pronósticos con tanto tiempo de anticipación. Quizá esto sea una señal de que las apuestas a largo plazo (como las apuestas absolutas) pueden ser un camino interesante de explorar.

De igual manera, los expertos pueden tener problemas cuando se introducen demasiadas variables difíciles de medir en un mismo escenario. ¿Contamos con una ventaja con respeto al mercado en relación con la mentalidad, el deseo o la conexión de un equipo? Para la mayoría esto es poco probable, pero vale la pena considerarlo.

Si le gustó este análisis, puede leer muchos más artículos sobre apuestas o consultar las cuotas más recientes para la NBA.

Recursos para apostar: facultando sus apuestas

La sección Recursos para apostar de Pinnacle es una de las recopilaciones más exhaustivas de consejos expertos sobre apuestas que encontrará en Internet. Dirigida a todos los niveles de experiencia, nuestro objetivo consiste simplemente en facultar a los apostantes para que estén mejor informados.